miércoles, 27 de agosto de 2008

Mas que nada


Tras Jobim y João Gilberto, cualquier músico parece pequeño. Sin embargo, Jorge Ben (Jor) es inmenso. Pocos acordes, pero qué bien elegidos y dispuestos. La música pop pocas veces ha alcanzado la perfección de este Mas que nada, que el primer Santana debió escuchar con devoción. Siguiendo el hilo que va del original (un tanto expresionista) a las versiones del Tamba Trio y Carlos Mendes se observa, además, el despegue del arreglo, que en la versión de Mendes y sus chicas es ya insuperable, puro acierto de principio a fin. No es extraño que el autor, obligado a convivir con su primer éxito, haya acabado dándole unas vueltas un tanto extrañas (sin llegar nunca a los aberros de Dylan, de los que habría que hablar otro día). En cualquier caso, reducida a voz y guitarra sigue siendo una maravilla. ¡Pensar que Ben, encima, se guardaba Pais Tropical y la Tabla de Esmeraldas! Palabras mayores. Un genio. A descubrirse.








6 comentarios:

montevideana dijo...

¿Cuando gira Ciento Volando? A Brasil no estaria mal, por supuesto aqui tampoco !!! pero me suena que en Buenos Aires los estan esperando, hasta pronto :)))

PD:¡Y en Chile, claro!

brujodoncarlos dijo...

Hola,

Hoy 31 de agosto se celebra el Día del Blog y es costumbre escribir una entrada recomendando cinco blogs, avisando de ello a sus autores.

Este año, uno de los que he elegido para recomendar a mis lectores es el tuyo, ya que hace tiempo que vengo leyéndolo y me parece muy interesante, en especial el seguimiento que haces a uno de los personajes a los que aprecio como es Agustín García Calvo.

Saludos cordiales

Carlos César Alvarez

Aaoiue dijo...

Caramba, ¡pero qué pop, "abemzoado por Deus"!

Al59 dijo...

A Brasil no podríamor ir de gira: cualquiera se presenta allí a cantar bossa nova (que es lo que más nos va ahora). El Cono Sur, sin embargo...

Al59 dijo...

Carlos César: mil gracias. Hace tiempo honramos aquí un meme similar.

Al59 dijo...

Por cierto que mi idea de pop es omnívora. Si no es música clásica ni tradicional, al saco.