martes, 16 de octubre de 2007

El fin del verano (I)


Tú y yo aquí
contando monedas falsas
y otoño derrochando
el oro de sus arcas.
(Isabel Escudero)

*

La inocencia del devenir.


**



El verano ya casi ha terminado.
El verano ya casi ha terminado.
¿Dónde estaremos nosotros
cuando acabe el verano?

La mañana nos pilló
felizmente desprevenidos.
La tarde hizo arder oro en nuestro pelo.
De noche,
nadamos en el mar sonriente.

El verano ya casi ha terminado.
El verano ya casi ha terminado.
Pasamos buenos ratos,
pero ya son historia.
El invierno se acerca.
El verano ya casi ha terminado.


3 comentarios:

javi dijo...

Qué versos tan bonitos y ciertos. Uno se pierde contando monedas falsas mientras la vida pasa de largo, que gran verdad.

Me han gustado sus últimas entradas en el Nickjournal -en especial la anterior a la de hoy, muy sugestiva-. Y el post de A. García Calvo -similar argumentario recuerdo que usó Sánchez Ferlosio para distinguir juego de deporte-. Siempre un placer, aunque no le deje comentarios a menudo.:)

Un saludo.

Sr. Verle dijo...

Al: Buenas entradas, felicidades. Veranos que se van, Otoños que nos quedan y Reyes (no payasos) y Puertas (que no cierran)... Le seguiremos leyendo.

Al59 dijo...

Sr. Verle: confieso que subí a los Doors con la noble intención de conjurarle. No están los días para vivir sin estos lujos. Un abrazo.

Al