martes, 6 de marzo de 2007

Presencias (II)


Desde el siglo XVI se creía que cuando un niño reía en sueños Lilith estaba jugando con él, por lo que era aconsejable darle un toquecillo en la nariz para conjurar el peligro (Emek ha-Melekh 130b) (Gershom Scholem, Encyclopedia Judaica, sv. Lilith).

*

A ella [Lilith] le gusta mucho el semen del hombre, y anda siempre al acecho de a ver dónde ha podido caer (generalmente en las sábanas). Todo el semen que no acaba en el único lugar consentido, es decir, dentro de la matriz de la esposa, es suyo: todo el semen que ha desperdiciado el hombre a lo largo de su vida, ya sea en sueños, o por vicio o adulterio . Te harás una idea de lo mucho que recibe: por eso está siempre preñada y no hace más que parir (Primo Levi, Lilith, 1989, p. 24).

*

Te conjuro, demonio maligno femenino y embarazado, llamado Onoscélide, el espíritu corporeizado, el que tiene su madriguera sobre la tierra y tiene su morada en precipicios y en cuevas y en barrancos, el que se une con los hombres en su ensueño creyendo ellos que es una mujer, el que es neutralizado por el santo Iel de nuestro Señor Jesucristo: retírate del siervo del Señor, Fulano. (texto mágico griego; A. Delatte, Anecdota Atheniensia)

15 comentarios:

Horrach dijo...

"demonio maligno femenino y embarazado"

¡toma ya!

Me llama la atención el poco caso que le hace a Lilith Camille Paglia en su fascinante 'Sexual Personae'. Imagino que porque se trata de un mito no griego.

saludos

Drix dijo...

"Te conjuro, demonio maligno femenino y embarazado, llamado Onoscélide, el espíritu corporeizado, el que tiene su madriguera sobre la tierra y tiene su morada en precipicios y en cuevas y en barrancos, el que se une con los hombres en su ensueño creyendo ellos que es una mujer, el que es neutralizado por el santo Iel de nuestro Señor Jesucristo: retírate del siervo del Señor, Fulano"

...Sí, sí, toma ya, ufff! ¿Por qué será que en este patriarcado violento este es un mensaje repetido en distintas formas, todas creadas para suprimir la identidad "femenina", esa que más antes regía nuestra organización social, brotada de la propia Tierra en la que se anclan nuestras raíces? Comunica muy bien el pánico atávico a la pérdida del actual reinado masculino, pues.
Sobre Lilith, un enlace que la "resume" muy bien: http://www.mundofree.com/seronoser/tausiet/lilith/lilith.htm

mbb dijo...

interesante post...

Horrach dijo...

Drix,

discrepo en lo de la 'identidad femenina'. Toda identidad es algo construido, no es originario, de modo que la identidad femenina de la que hablas no podía combatirse pues no existía. Otra cosa son los rasgos más 'elementales' que caracterizan el principio femenino de la existencia.

Y lo de la lucha entre lo masculino y lo femenino, yo lo incluiría en un espacio más amplio, el de la lucha de lo masculino contra la Naturaleza, de la que la mujer es un afilado estilete.

saludos

Jonás dijo...

Me maravilla que Lilith esté pendiente del semen desperdiciado para la procreación. Los adolescentes lo generan en cantidades extremas. Recuerdo esa etapa vivida con culpabilidad, que se hubiera reducido si hubiera sabido de Lilith. Hermosa leyenda o mito.

Al59 dijo...

Veo que los súcubos tienen más poder de convocatoria que las pesadillas :-).

Drix: la persona que elevaba esas preces, probablemente sentía una enorme devoción por la Virgen María. ¿Era misógina?

Por otro lado, ¿de veras «es evidente que Lilith es el perfecto símbolo para representar a la mujer emancipada, la que no se somete al hombre y busca la igualdad. Dejando a un lado las referencias al infanticidio o a los sueños eróticos masculinos, Lilith es un ejemplo claro de cómo la mitología también nos puede ayudar a encontrar las raíces del feminismo», como indica el autor de la página que recomiendas? ¿Se puede coger una parte del mito de Lilith y sin más prescindir de la que nos incomoda? ¿Se dejará el mito? ¿Qué pasará con los contenidos "dejados a un lado"?

Al59 dijo...

Horrach: precisamente dice Paglia que uno de los problemas del feminismo moderno es lo lilithiano que es, el hecho de haber quedado simbólicamente asociado a la negación de la familia, el rechazo de la maternidad, el aborto, etc.

Leo estos días a Hillman, el psicólogo posjunguiano, y tiendo a darle la razón en lo que creo que él diría: no se invoca a Lilith sin que ésta se presente en toda su extensión, partes gratas y non gratas. Profundizar en el arquetipo es lo único que nos puede dar consciencia de sus manejos y distancia o independencia de los mismos.

Anónimo dijo...

Me ha llamado la atención el amuleto representado en la viñeta, cubierto de letras hebreas y con una Lilith de lo más estilizado.
No conozco la época de esta representación, que no parece antigua. No obstante, repite un antiguo modelo, presente en toda la iconografía cananea, fenicia, hebrea, cartaginesa, griega, ibérica, mediterránea en suma: la esfinge femenina alada. La esfinge es de origen egipcio. Pero, transplantada al mundo fenicio, cambió de sexo (la egipcia es masculina). Y, en general, adoptó alas. La del amuleto en cuestión parece una esfinge de frente, con unas pequeñas alas, y con una tiara en la cabeza. Yo no la veo tan mala.
Saludos.

Grifo

Al59 dijo...

Qué ojo el tuyo, Grifo. En efecto, es amuleto reciente (del siglo 18 o 19). Para un banquete de imágenes, véase la página de Alan Humm, que (aparte la debilidad de recoger un ensayo un tanto temerario del que suscribe) roza la perfección por lo exhaustiva y bien planteada.

javi dijo...

A mi llama la atención una idea secundaria del tema: que desde lo que la moral tradicional considera reprobable hasta el desperdicio azaroso -la polución nocturna-, todo, engendra en el mal. Moralidad de plomo, que ni el más mínimo resquicio tolera.

Otra idea sobre lo mismo: en mi primer curro tuve una jefecilla que era un auténtica p.rra. Estaba embarazada, en el aquel entonces. Pensar que alguien así se reproduciría, que su hijo/a se llevaría su parte cuota de herencia genética y de educación por parte de un ser así... me resultaba repugnante. Escribí entonces, en uno de mis papeles, una frasecilla muy en mi tono, 'lo peor de las serpientes es que se reproducen', que aún me parece certera.

Y esto, pues como que se toca con algo lo que decía de la moral de plomo: para que el bien sino prospere al menos mantenga el equilibrio en un mundo regido por el eterno retorno, es obligación de lo bueno también reproducirse.

Y, por tanto, la idea de la siemprevirgen -María- y derivados, una aberración-.

Un saludo a Horrach, que le recuerdo del nickjournal. Leí algo de Girard, que lo sepa, pero me temo que me falta formación para pillarlo completamente. Aunque la idea del mecanismo del chivo expiatorio, sí: explica muchas cosas.

Aún no lo he leído todo, pero ya he visto lo de los Beatles, Al. ;)

Un saludo.

Anónimo dijo...

Qué bien, ya tengo otro insuto pedante que proferir a las guarrillas. Me sé de algunas a las que les gustan estas cosas de mala manera en según qué momentos. Gracias! :)

Riba

Horrach dijo...

Javi,

muchas gracias, saludos recíprocos (¿firmaba como 'Javi' en el nickjournal?).

Girard tiene una escritura mucho más asequible que la de un Hegel o un Heidegger, por ejemplo, pero sí que es cierto que su teoría en su conjunto es difícil de pillar.

Me gusta ese lema que comenta: 'lo peor de las serpientes es que se reproducen'. Los buenos genes siempre lo tienen más complicado para reproducirse, entre otras cosas, porque las ctónicas los prefieren así (no siempre, claro, pero...). Piense en los genes fascinantes que se nos quedaron por el camino: los de Nietzsche, los de Pascal, los de Kierkegaard, Pessoa, Kafka, Hölderlin, etc. Sin embargo, los de gente como Stalin, Castro, Franco, etc., estos tienen más facilidades, qué cosas, ¿no?

Alejandro, sobre las feminazis: yo esperaba que con mi serie de La Mujer Ctónica alguna se daría una vuelta por mi blog para castrarme, pero nada de nada. Deben estar ocupadas con cosas más interesantes (leyendo a Coelho o a Bucay, por ejemplo). Pero yo insisto, ahora con el Eclesiastés.

saludos

javi dijo...

No, era 'pesimista'. Muy autoparódico, pero, eso sí, transparente. :)

Un saludo!

simalme dijo...

¿Cómo no se ha hecho un tópico de Hollywood con una mujer que busca semen?

Al59 dijo...

Simalme: alguna película de serie B se ha intentado ya. Novelas, hay al menos una notable: Lilith, de George McDonald, en la línea cristiano-fantástica de C. S. Lewis y demás neovictorianos.