viernes, 17 de agosto de 2007

Luna de tres al cuarto


Siempre se rompe la máscara, se monda la cáscara, esperando encontrarla más allá de sí misma. Rimbaud abrió la veda:

En otro tiempo, si mal no recuerdo, mi vida era un festín en el que se abrían todos los corazones y en el que se derramaban todos los vinos.

Una noche senté a la belleza sobre mis rodillas. —Y la encontré amarga. —Y la injurié.

La blasfemia contra la luna es subgénero del escupitajo contra la Belleza. Esta memorable de Rosalía, hermana pequeña y mejor del Himno al sol de Espronceda:

Muda la luna y como siempre pálida,
mientras recorre la azulada esfera
seguida de su séquito
de nubes y de estrellas,
rencorosa despierta en mi memoria
yo no sé qué fantasmas y quimeras.

Y con sus dulces misteriosos rayos
derrama en mis entrañas tanta hiel,
que pienso con placer que ella, la eterna,
ha de pasar también.

El ataque a la luna, pródiga en claros, barros y arrugas, se vuelve burla con las vanguardias. Hay quien la formula con sutileza, de forma implícita (cf. André Breton, que bautiza Claro de tierra a uno de sus poemarios). Otras veces la pulla es estruendosa, como en Ramón:

¡Pedradas en el ojo de la luna!

Me he acordado de esto leyendo la Antología de Nicolás Guillén en la editorial Visor. Para mí, un descubrimiento. Guillén empieza joven, deslumbrado por las vanguardias. Y escribe esto en sus Poemas de transición (1927-1931):

Propósito

Esta noche,
cuando la Luna salga,
la cambiaré en pesetas.

Pero me dolería que se supiera,
porque es un viejo
recuerdo
de familia.

15 comentarios:

J. A. Montano dijo...

No podemos olvidarnos de Jules Laforgue ni de Leopoldo Lugones. Este le consagro a la luna entero su "Lunario sentimental", donde hace inventario (y agota) todas las metaforas posibles e imposibles sobre la luna. Fue a Lugones a quien homenajee con mi poemita contra la tuna (es decir, los cantautores):

LUNARIO SENTIMENTAL
Se arrepiente la luna
de haber salido
cuando canta la tuna.

(NOTA PARA PUNTILLOSOS ORTOGRAFICOS: Mi teclado no tiene acentos.)

Al59 dijo...

Bien venida la addenda. Tengo por leer a Lugones (como a Guillén). Es la única ventaja de ser bruto: lo que le queda a uno por descubrir.

Tuve en la punta de los dedos alguna otra chanza. Aquel haiku de Sokán:

Si a la luna
se le hincara un mango,
¡qué buen abanico!


y su 'versión' machadiana

A una japonesa
le dijo Sokán:
con la luna blanca
te abanicarás,
con la luna blanca
a orillas del mar.


También esa imagen de cine mudo en que, como hubiera querido Ramón, incrustan un cohete en un ojo de la luna. Debe estar en YouTube, si uno sabe buscarlo...

Al59 dijo...

Por lo demás, un cantautor (Javier Álvarez) nos ha dejado la mejor canción sobre la luna en castellano: Luna de menta. Una pena que no esté en Goear. Infantil y llena de hallazgos poéticos, como quien no quiere la cosa: La luna quita la sed. (Es tan bueno como aquello de Huidobro: La luna suena —o mejor).

J. A. Montano dijo...

Bueno, Javier Alvarez no esta nada mal: ¡uno de los poquitos! :-)

Hay edicion del "Lunario sentimental" en los clasicos negros de Catedra. (Recomendabilisimo!) Pero el mejor de los poemas, y el mas largo, esta on-line. El "Himno a la luna", aqui: http://perso.wanadoo.es/joan-navarro/tigre/tigre10/lugones.htm

Nunca me canso de citar la ultima estrofa, que es purita delicia (con los ripios feistas y prosaicos, autoironicos, del segundo modernismo, please):

Y la Luna que en su halo de ópalo se engarza,
Bajo una batería de telescopios,
Como una garza
Que escopetean cazadores impropios,
Cae al mar de cabeza
Entre su plumazón de reflejos;
Pero tan lejos,
Que no cobrarán la pieza.

Josepepe dijo...

¿Hay o no hay arañas en la luna?

De todas las preguntas con las que, según Parra, los profesores intentaron volvernos locos, ésta es la que ha provocado los cráteres más profundos.

Al59 dijo...

Me acercaré esta tarde al centro a cobrar la pieza, pero desalentado: veo que ni la Fnac ni la Casa del Libro se dignan recogerlo en su fondo. Quizá el Corte Inglés (upps) me salve del apuro.

Al59 dijo...

Josepepe: me ha encantado el generador de anagramas que enlaza en su blog. Mi favorito: Javier Bergia = Ebria jerga vi (parece de Góngora).

Al59 dijo...

Claro que luna = nula y Montano = manotón también tienen lo suyo... (Con mi nombre completo salen unos muy barrocos: reorganizar el talón de jazz me gusta bastante.)

Josepepe dijo...

Esa máquina también quiere volvernos locos (como los profesores). Pretende que yo me llamo 'Alienante feto nudo', 'Neo diletante ufano' y 'El entintado fauno'. Sólo me reconozco en los dos primeros. El tercero le irá mejor a Montano.

'Reorganizar el talón de jazz' es hacer de DJ.

Al59 dijo...

Lunario sentimental, descatalogado. Habrá que intentar hallarlo de segunda mano.

Al59 dijo...

Lo siento, pero es que este anagrama es precioso: Lunario sentimental = Insólitamente lunar.

J. A. Montano dijo...

Manoton! Me quedo con manoton! (con la tilde que mi teclado me impide).

drix dijo...

Señores Alejandro Terriza González y Daniel Fuente... ¿Atono-Otano-Anoto-Notao?
Me encanta el scrabble. Muchas gracias por estos textos divertidos de nombres y letras y real luna creciendo en armónica convergencia...
Voy a probar yo con mi nombre --acabo de aterrizar aquí-- a ver qué palabras encuentro. Bueh, con uno de mis apodos, en inglés, soy game. Pero también mega y asimismo, gema.
Salux,

Drix- anidar pez pera reze




darían paz : erré, é pez

pida parezer:.. ¿zenaré?

anidar pez pera reze
(nota ortográfica: el fonema c suena como el z donde yo lo he puesto... sin mais)
Salux

drix dijo...

También tengo esta definición momentánea, yo:

dama galénica pagaría arró

y tamién

angélica podría amargar

legna da arpía: migra, croa

arpa agria, gema, roca indi

Y más con y sin telescopio en el ojo de nula luna que crece y y mengua y agita todo. A ver si acierto, ahora, con las letras de verificación de aquí debajo...

¡¡Pues no acerté a la primera, porras!!

Al59 dijo...

Un día feliz. Lo culmino echando en una taza de leche un poco de sirope de menta del Lidl. Venenoso, lunar, veraniego. Abrazos y gracias. (¿Campos de fresa? Pescador, más fe. Y uno va y la tiene —en lo desconocido.)