jueves, 14 de enero de 2010

Lluvia gris (Gymnopedie)


Todo conspira para hacer esta pieza. Mompou lleva a Satie y viceversa, y los días de lluvia, excesiva y helada, me traen a la memoria aquel viejo tema: Lluvia gris, / mi jardín / y un charco / de añil. Cuesta sacar tiempo, pero la partitura es maniática (piano, harmonio y cello) y no me deja cenar hasta que encuentro las variaciones justas. Supongo que, con el tiempo, si admiras a Erik Satie, es inevitable acabar componiendo tu propia Gymnopedie. Allá va la mía.

*

Edito para ajustar timbres y algunos detalles. Salen el piano y el cello, entran el harpa y el oboe.




7 comentarios:

Alfredo J. Ramos dijo...

Hermoso como la estela de una barca que se adentra lentamente en las aguas de la caverna.

Hermoso como un paseo vespertino bajo el abrazo floral de los plátanos mientras en el horizonte se dibuja entre nieblas el medio gajo de una luna árabe.

Hermoso como el encuentro inesperado, bajo las carpa agusanada del tren de la bruja, de una niña provista de una máquina de coser (de juguete) y un mancebico de botica que saluda diciendo: «No soy poeta pero tengo un paraguas»

Hermoso, en suma, y no sé por qué (compruebo al releer las impresiones) siempre bajo techo. ¿Alguna resonancia quizás?

(Aprovecho esta primera visita del año para deseártelo pródigo en buenas músicas y excelente letras. Un abrazo.)

JESUS dijo...

Ah, qué joyita... La duración justa para dejarle a uno doblemente melancólico...

JESUS dijo...

Rectifico: melancólico al cuadrado.

Al59 dijo...

La verdad es que es un milagro que haya conseguido dar forma a esto en estos días, que han sido pródigos en todo menos serenidad y ocio. Debía de necesitarlo mucho.

Espléndida impresión la tuya, Alfredo, tan maldororiana. No menos generosa, Jesús, la tuya. Gracias a ambos.

Al59 dijo...

Este tipo de música suena a caja de música, miniaturista y doméstica. Si hay dentro naturaleza, es la que ve tras el cristal medio empañado.

Ponte dijo...

Me recuerda a la música de Yann Tiersen. Componer es un don que muy pocos músicos (aun los grandes intérpretes) tienen. No lo deje, siga.

Al59 dijo...

Bienvenida, Ponte. La he leído en el NJ y ha sido una grata sorpresa encontrarla aquí.

Esto de componer depende básicamente de que a uno se le ocurran cosas y saque tiempo para explorarlas. Ambas cosas tienen poco que ver con la voluntad, pero se hará lo que se pueda.

Gracias por descubrirme a Tiersen. Vengo de escuchar Rue des cascades y no me cabe duda de que le gustan, como a mí, los impresionistas.