miércoles, 5 de marzo de 2008

Dulzura distante

También la noche de ayer en Clamores, a pesar del sonido horrible que se nos vino encima, se salvó como pudo (hacéis una cosa dulce, dijo ella, que no se parece a nada) —pero el lujo mayor estuvo en los dos días anteriores, de frenético ensayo. Fue un verdadero regalo conocer a Enrique, gran músico y gran tipo, uruguayo a muerte, que salió con nosotros a tocar como quien te acompaña, sonriente, en una caída libre. Mientras paseábamos por la feria medieval de mi pueblo, hablamos de Eduardo Mateo, de Kano y los Bulldogs y otra tanta buena música de allá que aquí no le suena a nadie. Le hablé de Verónica, aquella memoriera uruguaya que aparece y desaparece de mi correo trayéndome siempre arte y zozobra. Desde que me descubrió ciertas canciones (Tu tristeza, Hoy te vi...), tengo una confianza imbatible en que hay muchos tesoros musicales por descubrir, sobre todo de países como Uruguay, que están como difuminados en el mercado global, y sin embargo rebosan talento.

Esta canción de Fernando Cabrera, interpretada con Ana Prada, resume bien el sortilegio. Que por mí vayan todos, los mismos que las aman, a las cosas...


2 comentarios:

Icon Pashto dijo...

¡Uy, que alegría! ¡Gracias, Al.!

Al59 dijo...

A ti, Verónica. Habla el maestro:

H.Castillo: ¿Cómo este país da tan excelentes músicos?

F.Cabrera: Es u tema que siempre me pregunté, he reflexionado mucho sobre ese tema, generalmente lo saco este tema cuando por ejemplo me hacen una entrevista, o sobretodo en el extranjero me hacen un nota, yo siempre saco este tema, lo increíble, es un tema estadístico digamos.

H.Castillo: ¿Pensaste mucho este tema, lo has madurado, lo has comentado?

F.Cabrera: No se, es un misterio, debe tener que ver con distintas corrientes inmigratorias que aportan distintas culturas y luego se mezclan todas, sin olvidar quizás la mas importante de todas en lo que tiene que ver con la música que es la cultura afromontevideana, que ya estaba acá en el siglo dieciocho, todo eso mezclado, una cultura europea también, en fin, yo tengo la impresión de que en Uruguay ahora es mas fácil tener acceso y mas información, hay discos, radio televisión. Yo creo que desde siempre hubo muy buenos músicos, por lo menos desde principio del siglo veinte, quizás de antes, siempre hubo muy buenos músicos.