jueves, 30 de octubre de 2008

La puerta verde


Me gustan todas las iniciativas que invitan a crear tejido, a cruzar referencias, sin aditivos ideológicos ni comerciales, porque sí y por si acaso. Ésta de Comunactivo busca reunir un millón de enlaces a blogs. Se inició en febrero de este año y suma ya 265 enlaces.

*

No sé si entre los lectores del blog habrá alguien que quiera entrar en Tuenti (¿qué habrá / tras esa puerta verde?), pero si es así, dos de ellos están de suerte. Pedid y se os concederá.




7 comentarios:

Aaoiue dijo...

Pero ¿con casi fifti se puede llamar a la puerta de Tuenti?

Al59 dijo...

En apeteciéndote, ¿por qué no?

Juan Poz dijo...

Estas redes de contactos cibernéticos, ¿no están modificando, para peor, nuestros hábitos de relación? ¿Llegará un día en que rehuyamos del todo el contacto físico con nuestros ¿aún semejantes?? La amistad, la compañía de los otros, los afectos requieren una inversión temporal y física que esas redes de contacto están anulando. Tengo para mí que llegará un momento en que apenas sabremos estar junto a los demás. ¿Una prueba? Lo mucho que se duda, últimamente, en cómo se ha de saludar a recién conocidos. Algo que antes no planteaba ningún problema, ahora se ha convertido en uno: ¿doy la mano, digo simplemente hola, le estampo un par de besos, choco las palmas, me enrosco a su pulgar, subo las cejas...?
En fin...

Aaoiue dijo...

Hay que estar abierto a todo, digo. Servidora ha encontrado gente en internet que de otra manera no hubiera encontrado. Incluso ha encontrado personas.

Como soy más encontradora y servidora que perdedora o buscadora y ama, la cosa no me ha ido mal. Los que vienen detrás nuestro, por edad, dejan de atender un contacto sin pestañear, y eso también tiene su qué. ¿Por qué no?

Al, he recogido tu invitación, aunque he dejado mi perfil a medias o inacabado inacabable(como en una estatua de Rodin). Ya iré modelando.

Saludos a ambos, por orden de menos a más virtual.

Al59 dijo...

Lo veo un poco misoneísta, Juan Poz. Total, sin la locura de las nuevas tecnologías (y las viejas necesidades) no estaríamos hablando en este foro o similares. Es verdad que algo se pierde con cada salto tecnológico: Platón ya nos mostró, en especial, cómo la escritura instituiría un diálogo de sordos. Con esos dados jugamos.

Juan Poz dijo...

No, Alejandro, misoneísta no, puesto que aquí estamos, charlando y disfrutando de la compañía, pero no me negarás que la física, los cuerpos reales, se nos vuelven un enigma, habituados a ciertas comunicaciones in absentia. Por eso he incluido mi fotografía en el blog, un intento de humanizarlo. Mi desconfianza se orienta más hacia la poderosísima capacidad de mixtificación de las palabras...

Al59 dijo...

Es verdad que las nuevas tecnologías nos convierten en palabras producidas por un mecanismo que permanece, casi siempre, invisible. También es cierto que, psicofonías aparte, siempre nos hemos comunicado así con los muertos, inventándonoslos a partir de sus letras y de las que otros escribieron sobre ellos. A algunos de ellos juraría uno conocerlos bien (desde luego, mejor que a muchos compañeros de trabajo). A mí no me ha producido, por otra parte, demasiada extrañeza que, cita mediante, o aun sin ella, un nick se convirtiera de repente en un hada de carne y hueso, dispuesta a compartir unas tortitas con nata (pienso en Brazil, del NJ). Pero claro: me críe con Apuleyo y los hermanos Grimm. ¿Qué metamorfosis habrá que me asombre?