lunes, 11 de julio de 2011

Hojas del Twitter caídas


Las pesadillas también crecen y hacen másters. Se pasa así del ogro estúpido al Gran Hermano, omnisciente. Pero hackers y otros combatientes siguen sabiendo que el rey va desnudo. Certeza platónica: el mal, organizado o no, es siempre un simulacro, una chapuza.

*

Estar aquí, pero saberse de otra parte. No he acertado en nada, pero quién dijo que lo pretendiera.

*

Desvaríos: renunciar a tener razón y conformarse con tener un punto de vista interesante. Si sólo hay puntos de vista, yo quiero uno que dé al mar. Y a tu escote.

*

Donde no excluye la oferta, la prohibición es poco más que una excusa para encarecer el producto.

*

El vacío interior. No sé si enviar una ONG o a la National Geographic.

*

Arrepentirse: para seguir entero, romperse por dentro.

*

Conversaciones épicas: Hice lo que me dijiste, pero ya no lo recuerdo. Tengo algo que decirte, pero no creo que vivas para oírlo.

*

Flores y flemas. / Quien tanto nos quería, / nos incinera.

*

Hänsel y Gretel no vuelven. Los han devorado los pájaros.

*

Funerarias: la Muerte y el Dinero cambiando cromos. Fuimos felices / y no lo fueron tanto / nuestras perdices.

*

Cuando uno utiliza las facturas para escribir por detrás no sólo las recicla: las redime.

*

Stockhausen, El canto de los adolescentes. Por fin una psicofonía convincente.

*

Vanguardistas: «¿Rompes palabras? / Cuéntanos lo que encuentras / cuando las abras.»

4 comentarios:

Juan Poz dijo...

Por el último: la semilla de lo maravilla, y la paciencia para ver cómo germina y florece.
Excelente ramillete...

Juan Poz dijo...

la, claro...

Al59 dijo...

Gracias, Juan. No sé si termino de cogerle el punto a Twitter (vamos, sé que no), pero es lo de menos. El caso es andar, que cantaba aquélla.

javi dijo...

Me guta mucho la de renunciar a tener razón y conformarse con tener un punto de vista interesante...