miércoles, 14 de diciembre de 2005

La espada rota



Hay algo bueno en casi todos los revivals. Aún no lo he descubierto en éste. No hay milagro tecnológico que pague aguantar otra vez a los campoamores reciencurcidados, a los ilustradetes vetústeos que dicen mito y piensan patraña, a las novelistas de flujo anecdótico. Oh dioses negros. ¿Qué maldición nos ha devuelto a finales del siglo XIX? ¿Cuánto se hará esperar el próximo Darío?

4 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

¿Lo he soñado o te ha desaparecido un post de García Calvo?

Al59 dijo...

Aunque breve, no fue sueño. Lo releí y me pareció que no había logrado hacer justicia al tema. GC es uno de los pensadores menos parafraseables que conozco (por ejemplo, en la entrada del Diccionario de Filosofía de Ferrater Mora no se le reconoce en absoluto). Quizá en otra ocasión.

marquesdecubaslibres dijo...

Schizoids men. How many?

Al59 dijo...

Bien sabe vuecencia (como el Eclesiastés) que el número es incalculable.