lunes, 11 de septiembre de 2006

Grises y azules


Marqués de Cubaslibres: va por vos (y por su dilecta hermana) esta suma rareza de la Incredible String Band. Tanto lo es que no he conseguido fecharla ni localizar la letra. De todas formas, es la música, relajada y como perezosa (¡esa flauta crimsoniana!), la que me la ha traído a la memoria, a propósito de esa atonía amateur que lastra ciertas canciones y las vuelve desesperadamente íntimas. El sonido cuarto de estar, como quien dice. ¿Un papelito azul?

3 comentarios:

marquesdecubaslibres dijo...

¡Que buena la página bolt.com! La familia agradece la dedicatoria...
Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

La parte dilecta de la oscura familia agradece esta exquisita pieza de decadente encanto-para escuchar al calor de la lumbre de unos buenos joins.

Al59 dijo...

Buena lumbre, desde luego. Complacidísimo de complacerla.