viernes, 1 de septiembre de 2006

Valorio (V): Viento de Marzo


Viento de marzo, amiga,
¿qué dice el viento?
¿Han talado los álamos
del bosque nuestro?
¿Se han secado las fuentes
de tus cabellos?
Hay un grano de acero:
está temblando en el corazón
del Tiempo.

Lluvia con sol, pastora,
¿qué nos han hecho?
¿Se han helado las flores
de los almendros?
¿Un surquito de lágrimas
rayó tu espejo?
Hay un pájaro quieto
arrebujado en el corazón
del Tiempo.

Ruido de arroyo, ¿sientes
lo que yo pienso?
¿Han vendido la lana
de tus corderos?
¿No te acuerdas de uno
de tantos besos?
Hay un niño de hielo
fijo en el centro del corazón
del Tiempo.

Dame la mano, niña,
desde tan lejos.
¿No saliste conmigo
del bosque negro?
¿No han nublado tus ojos
los turbios sueños?
Una espina de plata
híncala tú en el corazón
del Tiempo.

1974

(Agustín García Calvo, Valorio 42 veces)





6 comentarios:

Brazil dijo...

"Viento de marzo".
Águas de março... madera de vento...

Es curioso, ya van dos veces que algún verso de este blog me recuerda tan maravillosa canción.

Saludos.

Al59 dijo...

Maravillosa es la palabra. Una música tan llena de gracia que ni al principio ni sospechas que la letra pueda ser otro acierto monumental. Si algún día los marcianos tienen que conocer lo que ha dado de sí nuestra música con un solo ejemplo, ésta sería una estupenda candidata. Seguro que, en vez de invadirnos, se hacían amigos nuestros.

Joselu dijo...

Maravillosa imagen la reiterativa del corazón del tiempo. Es nuestra sustancia, nuestra íntima entraña. Somos tiempo y este tiempo tiene un corazón que late, que vive, que se desvive, que ríe, que siente, que va aquí o allá. Lo sientes blando y cálido ese corazón y esos latidos.

Brazil dijo...

Le entiendo, Al, una canción muy humana. Ontología pura, muy heraclídea: "É pau, é pedra, é o fim do caminho, é um resto de toco,
é um pouco sozinho...". Es esto, es lo otro, es lo demás allá, ahora es aquéllo, etc... Nunca es algo definitivamente y tampoco nada absoluta. Adem,ás, esa capacidad de generar sentido: en una piedra, en un perro, en un camino, etc...

A los marcianos les entregaría aquella tonadilla, para que tengan el lote completo, que decía:

"A felicidade do pobre parece/a grande ilusão do carnaval/a gente trabalha o ano inteiro/por um momento de sonho/pra fazer a fantasia/de rei ou de pirata ou jardineira/pra tudo se acabar na quarta feira".

Anónimo dijo...

Ya lo dice la canción:
"El sueño va sobre el tiempo
flotando como un velero.
Nadie puede abrir semillas
en el corazón del sueño".


Ptd.- Ante la imposibilidad de encontrar un correo donde escribirte -lo hubiera preferido-, te doy las gracias desde aquí por recomendar mi 'blog' al concurso de Nacho Escolar. No es que sea muy amante de la competitividad pero tu gesto sí es de agradecer por lo que tiene de desprendido y de generoso.

Un saludo.

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Al59 dijo...

Estricta justicia, compañero; además de un placer.