martes, 23 de enero de 2007

Esto sí que es arte


En mi imaginación, las asturianas Nosoträsh son primas de Pauline en la Playa (y ambas, bisnietas de las Vainica). Las hermanas paulinas compusieron Lloran mis muñecas, de Nosoträsh, y me parece que les dieron una pauta de por dónde trascender las canciones quedonas de los primeros discos (que tienen su aquél) y alcanzar el sonido fresco de Popemas (2002) y los discos que le siguen.

Arte tiene dos vídeos: uno hecho por el grupo y otro por unos peruanos encantadores. La presentación delata que me gusta más el segundo, pero el primero también me parece muy logrado (como soy tan enamoradizo, hoy la cantante principal se me hace lo más lindo de la Internete). Ustedes dirán.

(¿Los últimos versos de la canción? Luis Alberto de Cuenca:)

Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».






6 comentarios:

javi dijo...

¡Lo iba a comentar! (Precisamente, a cuenta de que me parecía recordar que una de las Paulines tocó, o tocaba, o toca, en Nosoträsh, pero no estaba seguro -también lo hacía en otro grupo que se llamaba Undershakers, más rockero)

Pijadita personal: estuve en su concierto de presentación como grupo, hace mil años. Segunda pijada personal: los que me gustaban entonces a rabiar eran Manta Ray (allí estaba el ahora conocido y reconocido Nacho García Vegas) y sus trips eléctricos+ruidistas. Prueben por ahí también.

Un saludo.

Bartleby dijo...

Al59: (sobre suicidios y eutanasías mal nombradas)
Su gusto por lo antiguo es buen gusto. Porque implica una reivindicación del conocimiento depositado durante siglos de historia y una impugnación de los que inauguran el mundo cada tanto, desde la cultura hasta la política.
No niego que cuando recurrí a Epicuro y no más atrás fue -en parte- brindándole la ocasión para hacerlo con su habitual conocimiento de causa.
Oportuno y emocionante su poema egipcio.

javi dijo...

Perdón, Nacho Vegas; me lié con el nombre de otro.

Un saludo.

Horrach dijo...

A pesar de que me gustan más otros estilos (Whitehouse, por citar a uno extremo) descubrí con agrado a Nosotrash en un concierto de Radio 3. Me encantó la dulzura con la que la enamorable Natalia Quintanal interpretaba 'Tal sólo por los besos'. Divina.

Saludos.

Al59 dijo...

Cuánta buena sugerencia. Gracias a todos. Con los años me he vuelto un tanto alérgico al ruidismo (incluso si lo perpetran Pink Floyd o la Velvet), pero ya es un deber inexcusable probar con Manta Ray, de los que siempre oigo alabanzas muy sentidas. Gracias a su pista, Horrach, he encontrado que Natalia (secundo su moción: adorable) tiene una aventura paralela a Nosotrash, Electra (lindo título para un disco: La niña de los siete corazones). Me arruinaré con gusto cuando toque (con tiempo) Madrid.

Horrach dijo...

Alejandro,

gracias por lo de Natalia Quintanal, no sabía de su proyecto paralelo. Hay gente que me dice que los dientes de este chica le quitan gracia a su cara, pero yo opino justo lo contrario. Es como una chica a la que conocí hace un tiempo, a la que sus encías algo salidas le daban un toque muy interesante.
Saludos.