lunes, 1 de enero de 2007

Soneto por Año Nuevo


Estupenda fiesta al chocolate para recibir el Año Nuevo. Más casera que otros años: se echa de menos el paseo por la nieve, los árboles, la piedra. Como siempre en estas fechas, concurso de poemas y relatos. La fiesta fue lo suficientemente buena como para no recordar qué poema ganó. No me extrañaría que hubiera sido éste.

No dejes que mi amor te tienda lazos
ni mires hacia atrás, esta corriente
parece mucho más, y es simplemente
que a veces la ilusión tiene otros plazos.

Dejemos escapar ciertos abrazos.
Nadie puede inventarse lo que siente
ni debes dibujarlo nuevamente
tan solo porque yo cambie unos trazos,

tan solo porque yo te escriba versos,
la mano que ahora escribe no sabía
que cada corazón tiene su entrada.

Mueren y nacen nuevos universos
mientras te digo adiós, pero algún día
seguro que me quieres más que a nada.

(Daniel)