miércoles, 18 de abril de 2007

Somos ladrones de juguetes


...y nos queremos divertir. Qué linda era Sandra Sutherland (la foto no le hace justicia), y qué maravillas nos servía en aquel programa de los primeros ochenta, Pista Libre, seduciéndonos con la parte más cool de la Movida. Qué tendrán las Sandras, que casi todas me han robado el corazón, algunas sin saberlo, otras por jugar con él —aunque fuera unos segundos.

3 comentarios:

Horrach dijo...

Creo que hablamos de Sandrita Sutherland un día en el Nickjournal, ¿verdad? Es una de mis 'históricas' favoritas de la tele, junto a Verónica Mengod. De niño yo pensaba que sería hija de Donald Sutherland... como era el único Sutherland que conocía :-)

Anónimo dijo...

Sí señor, hablamos del mohín que se le escapó aquel sábado inolvidable al presentar la actuación de Las Vulpes. Purito oxímoron, que decían en el NJ.

(No eres el único con muescas de tus tocayas, Ale. ¡Sandras malandras!)

jr

Anónimo dijo...

estimado amigo, coincido con vos; desde Córdoba (Argentina) viví enamorado de la preciosa Sandrita, la bella periodista del Telediario, que no me perdía, solo para verla y amarla platónicamente a traves de la pantalla... Ella y tambien Ana Blanco me robaron el corazon en su momento. Bellas ellas...
CArloncho el cordooobes