viernes, 22 de junio de 2007

Fine and Mellow


Dice Tomás Segovia, con gracia y acribía, que el objetivo de Frankenstein es mostrar que el todo es algo más que la suma de sus partes. [Añadamos que esto no es, como don Tomás parece pensar, hallazgo enteramente romántico: también la reconstrucción de Osiris dio algún problemilla.]

El fracaso del concepto all stars apunta desde otro campo la misma verdad. Un cónclave de talentosos no suele producir un gran grupo que multiplique las posibilidades de acierto, sino un muestrario ligeramente exhibicionista de lo más superficial de cada casa.

Sin embargo, no hay fórmula que no funcione si las circunstancias son las adecuadas. Este pedazo de blues, por ejemplo, reúne a la crema del jazz, y el resultado es algo vivo, emocionante —como si se tratara, más que de una convención de exitosos, de una reunión de viejos amigos (¿supervivientes?) en torno a la hoguera. La hoguera es Billie Holiday, claro —pródiga aquí en llamaradas azules.


1 comentario:

jazzchiss dijo...

Gracias Al por recuperar este pedazo de historia que tengo en vinilo desde hace muchos años.

Recordemos los músicos:

Roy Eldridge (trumpet) 6th solo
Doc Cheatham (trumpet)
Vic Dickenson (trombone) 3rd solo
Lester Young (tenor sax) 2nd solo
Coleman Hawkins (tenor sax) 1st and 5th solos
Ben Webster (tenor sax)
Gerry Mulligan (baritone sax) 4th solo
Danny Barker (guitar)
Mal Waldron (piano)
Milt Hinton (bass)
Osie Johnson (drums)

Saludos!