lunes, 12 de mayo de 2008

Duda metódica


Llama 300 veces a la puerta.
Por último, alguien abre y le confirma
que no hay nadie. Se marcha, satisfecho.

5 comentarios:

Graciela dijo...

Me gustó mucho este breve poema!!!
Gracias por pasar por mi blog y dejar tu huella.
Con afecto,
Graciela.

Juan Poz dijo...

Entre Kafa y Beckett, Poe. Perfecto.

Joselu dijo...

Yo conocía otro que me contó mi sobrino:
Llaman a la puerta.
¿Quién es?
¡La vaca!
Abre la puerta y es la vaca.

Perdona por la broma pero es que encanta a mis hijas.

Gestión de Textos dijo...

¡Vamos Alejandro! Estamos a 19 y desde el 13 no escribiste una palabra más.

¡Al trabajo que te esperan!

Al59 dijo...

Ya me puse las pilas, Vero. (Y ¿cómo pretendes que sea responsable / si todos nacemos / para beber la vida a tragos?)