martes, 26 de marzo de 2013

La sombra del olvido

Rescato otra vieja canción, movida, si no a resplandor, al menos a la mayor, a ver si prospera.

La sombra del olvido devorando nuestros nombres;
las cartas en el fondo que no suelo revolver.
Me olvido casi siempre de lo que me corresponde,
seguramente todo me pudiera recordar

rincones en mi cuarto que nunca le enseño a nadie,
seguramente a nadie le pudieran conmover.

La sombra del olvido
triscando sobre mí;
camino del olvido,
camino al fin de ti.

De ti.