domingo, 18 de febrero de 2007

Concierto de Ciento Volando


Como habrá notado el curioso lector, ando desaparecido, pero es por buena causa: el lunes 19 de febrero (o sea, mañana) a las 21.30 Ciento Volando vuelve al escenario del Rincón del Arte Nuevo, de Madrid, c/ Segovia, a las 21.30. Estará allí la gente de El Lince con Botas, que va a grabar la actuación. Si andan ustedes por Madrid, dense por invitadísimos.

*

Carta de más,
en un cazo de pan
cabe toda mi fortuna.

Mariposas y aceitunas,
¿cuánto tengo que cambiar?
Desde que lo tengo todo,
no me canso de comprar.
Desde que no tengo nada,
ya me sobra la mitad.

Campos de sal,
el horario del mal
crece cada primavera.

Mariposas y escaleras,
¿cuánto tengo que cambiar?
Que los versos que no riman
ni se quedan ni se van.
Que los besos que no damos
ni son besos ni son na.

Mariposas y aceitunas,
¿Cuánto tengo que cambiar?
Desde que lo digo claro,
ya dejó de ser verdad...




3 comentarios:

Sr. Verle dijo...

Al: Anda Ud. con ciento... y la madre, ni se le ve.
Avísenos por favor cuando, día y hora, se le pueda ver por la tele. Mucha mierda.

Al59 dijo...

¡Mil gracias, sr. Verle! La preparación del concierto fue agotadora, pero el resultado pagó con creces. Como dijo el Marqués en el NJ (impagable presencia la de Brasil y don Fernando), tuvimos un público selecto de progres, jipis y colgados (la frase es de Javier Bergia), a los que añado, individualizando, un gran astrofísico, un bombero, un gran poeta a punto de publicar su primer libro (David Coll), una enigmática muchacha francesa y algunos de los amigos más queridos que uno pueda desear. Uno de ellos, Javier Sevilla, se ocupó del sonido, y la gente de El lince con botas grabó todo y todo, en plan Catalana Occidente. Al Marqués le dimos un susto mentando a Paco Ibáñez, pero no se dio cuenta de que era de clavo (nuestra versión de Juventud, divino tesoro no tiene poco, sino nada que ver con la de don Fco.). Un gran abrazo a todos los que vinieron o hubieran querido estar.

Brazil dijo...

Al, muchas gracias por la invitación. Disfruté con el directo, mucho mejor que enlatada, y me emocionó mucho la referencia a Álvaro Cunqueiro.

(Revisa el mail, te envié varios mensajes la semana pasada. Uno de ellos con ferlosiano regalito de Brema -"dile que con mucho amor, Bazil"-).

Besos y gracias otra vez.