viernes, 9 de febrero de 2007

Cambio de agujas


Tengo debilidad por esos poemas cuya existencia, pasado el tiempo, uno llega a olvidar por completo, y que sin embargo resumen fielmente cierta forma de hacer. Esta serie de viñetas irracionalistas, por ejemplo, con dulces caseros y ecos de Juan Larrea.

Artes menores

I

Serenidad en las uñas que firman la playa desierta.
Vagos apóstoles dejan oír su gemido implacable
mientras navegan el aire dormido con un candor ácido.
En el entierro un señor amarillo reparte croissants.
Ríen los niños y cambian de mano debajo del árbol.
Llévame a casa, seré tu conciencia y tendrás que asearme.
Dios, ese pez que se queda a vivir en las redes del alma.

II

Tiemblas y puedo mirar en tu blusa metales y sombras,
un redomado sabor a promesas, almas de lluvia.
Llega mi mirada si tú llegas a mis ojos.
Cuando la aparto, se cierra un acuerdo. Cambiemos de firma.

III

Soles amontonados como en un ángel que aparta ciegos,
tropas en retirada que sin esfuerzo conquista el mar.
Ala por ala, suben cotizaciones de colibríes.
Bajas en el abismo. Números negros cambian de azar.

IV

Somos lo que perdemos. El sol es hoy lo que nos arroja.

Osos que bailan. Somos
tecnología.
Pies de cristal.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustan los cuatro. Los dos que más: primero y último.
El primero juega con el lector a ritmo de 17 sílabas, lo mece, casi lo pierde, lo vuelve a coger... Y se lo lleva hasta un final sorprendente.
El último quiebra el ritmo. Oigo cristales rotos bajo pisadas de osos en una discoteca.
Los 17sílabos recuerdan, es evidente, al hexámetro latino.
Saludos.

Grifo

Al59 dijo...

Saludos, Grifo. Coincidimos en las preferencias. De hecho, estuve por borrar los dos secuencias intermedias, pero de algún modo el poema exige esa forma, en plan bocadillo.

Tiene ecos de hexámetro, sí. Es un tipo de verso que una vez que lo pruebas se queda instalado con facilidad, y acude cuando menos te lo esperas. A pesar de que la cifra coincida, nada que ver con esos otros heptadecasílabos venusinos de Darío, de 7 + 10: En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría...

drix dijo...

...Y también son bellos aforismos. Por ejemplo este, que adopto para mi colección de breves resúmenes de filosofía vital...: "Somos lo que perdemos. El sol es hoy lo que nos arroja".