domingo, 20 de enero de 2008

Dos amantes después de mil años...



...sentados en una estación

si hace frío y llovizna despacio,
tal como aconseja el amor.
Y al compás de la lluvia
caminando sin duda
van
mientras el cielo se empieza a quebrar.