sábado, 26 de enero de 2008

Cumbres Borrascosas


Me ha encantado Cumbres borrascosas, de Emily Brontë. La novela propiamente dicha y comprobar cómo mis alumnas se han lanzado esta vez a la lectura antes de que hubiéramos hablado en clase sobre la obra. En esos casos, tiene uno la sensación de haber obrado como quien presenta a dos personas que crees que pueden interesarse —sin necesidad de encarecerle al uno los méritos del otro.

No sabía que Kate Bush se había hecho conocida, en 1978, con una canción inspirada en la historia (parece que no directamente en el libro, sino en la versión cinematográfica de 1970). Es una creación magnífica: la cantante tenía 20 abriles cuando salió el disco (algunos menos cuando la compuso) y tanto en el vídeo como en la actuación en directo logra encarnar maravillosamente al personaje al que presta voz, el fantasma de la caprichosa y obstinada Catherine, que no dejará en paz a Heatchcliff hasta arrastrarle consigo al Más Acá.

(Después de saborear el original, hay que aplaudir a rabiar, al menos, esta versión, que la reinventa brillantemente. Clónicas aparte, hay otras curiosas, pero valen menos.)







6 comentarios:

xabipop dijo...

Aunque parezca mentira confieso no haber leído la novela, a pesar de ser un apasionado de la versión cinematográfica de William Wyler(1939). Creo que ya va siendo hora ¿no?

Al59 dijo...

Yo tengo más delito: ni había leído la novela ni visto la película. La primera me ha encantado (y eso que la traducción de la edición que he utilizado, de Cátedra, es bastante mala) y la segunda espero que me llegue hoy, si la mensajería cumple (que no suele).

Joselu dijo...

Este año he recomendado Cumbres borrascosas a mis alumnos, pero ninguno se ha decidido por ella. Es una lástima porque su oscuridad y goticismo la hacen joven y actual. Gracias por tus palabras. No nos comunicamos mucho, pero para mí siempre estás presente. Un fuerte abrazo.

Al59 dijo...

Lo gótico renace siempre (o nunca acaba de extirparse). Un gran abrazo, Joselu.

Perroantonio dijo...

Lamento decirles que el mayor delito es el mío. Estuve fatigando a una máquina de bar, de esas que funcionaban con singles de vinilo, durante semanas con esta canción. Si mal no recuerdo, creo que la alternaba con el Mull of Kintyre de Paul McCartney.

El Wuthering Heights de Kate Bush fue un exitazo de los 70. A partir de entonces, muchas chicas empezaron a cantar raro.

Al59 dijo...

Me alegra leerle, Perroantonio. Yo debo añadir a mi expediente que, vistas la versión canónica del 39 y la ligerita del 92, me quedo con esta última, a pesar de la gélida Binoche.