miércoles, 2 de noviembre de 2011

Gerontocracia


Señala Luis Barbero que, gane quien gane las próximas elecciones, ya ha ganado la opción conservadora de ambos partidos por un candidato muy viajado, a quien resulta difícil pillar en renuncio. Aún estamos lejos de la gerontocracia soviética, pero todo se andará. Adiós, eso sí, a los Panteras Grises, que se quedan sin señas de identidad: lo viejo se integra en la opción estándar. El lema del día podría ser el de Gandalf: A las raíces profundas no llega la escarcha; / el viejo vigoroso no se marchita. En el fondo, es un regreso al modelo arquetípico del consejo de ancianos (de senex, «anciano», viene senado). Cuando un pueblo se siente aventurero, le salen gobernantes young and able, como mi tocayo el Magno o el Obama al que votó la gente (quizá no el que está gobernando). En horas de desconcierto, se prefiere lo malo conocido a lo bueno por descubrir. Como darle la vuelta a un jersey ya gastado, esperando en vano jubilar la pelusa: tras los liberales, los conservadores, y así hasta el bostezo. Lo canta David Gilmour: Thinking that we're gettting older and wiser, / when we're just getting old.


9 comentarios:

Joselu dijo...

Europa se debate al borde del abismo… No entiendo que la visión de Rajoy pueda ayudarnos. No le he oído decir nada que no sean lugares comunes. A Rubalcaba le veo, en cambio, intentar rizar el rizo y ocultar que él ha estado gobernando ocho años y los frutos son los que son. Me da igual si es gerontocracia o no, pero es evidente la falta de ideas, no sólo en España sino en toda Europa, en todo el mundo. Vamos directos al desastre y no hay nadie que sepa qué hacer.

Una buena película: Margin Call. No te la pierdas.

Al59 dijo...

Dudo, Joselu, que nadie espere gran cosa de Rajoy, ni siquiera entre sus votantes. Se trata de no votar al PSOE, y para mucha gente eso se traduce en votar 'lo otro', como está mandado. Peor aún: incluso los que no vamos votar 'lo otro', sabemos que es eso (más de lo mismo y aún peor) lo que viene.

Tomo nota de la recomendación. Gracias.

Gharghi dijo...

Cuando "ganen los que tienen que ganar" (me dijo un día un fascista en la barra de un bar, hará un par de semanas), se acelerará la caída en el abismo tanto, que puede nos salgamos por el otro lado.

Al59 dijo...

Como dice Rafa en su soneto a Luis Alberto de Cuenca, «ahora que por fin manda el PP». Pestífera inminencia.

Diego dijo...

Y luego hablamos de Cuba...
El próximo gobierno del PP estará formado por viejos lobos que ni siquiera están reciclados.
Qué asco de democracia.
http://www.alestedeleden.blogspot.com

Juan Poz dijo...

Hablar de senectud, considerando las candidaturas de Rajoy y de Rubalcaba, me parece una hipérbole. Quizas porque soy dos años mas joven que Rubalcaba y dos más viejo que Rajoy me cuesta considerarme en esa etapa feliz de la existencia que es la senectud, cuando uno comienza a estar de vuelta de todo, incluido de uno mismo, y disfruta de una libertad de acción y expresión como nunca antes había tenido. Llevo años quejándome del "consumo" de líderes y, sobre todo, del prestigio arbitrario de la juventud de los candidatos. Cuando una persona ronda su madurez intelectual, entre los 60 y los 70, para las estrategias mercadotécnicas de las políticas de hoy resulta que ya no tiene nada que hacer ni nada a que aspirar. Lamentable. Al lado de Zapatero, por ejemplo, sorprende mi belicosa juventud...
Otra cosa, Alejandro, es el colmillo retorcido de ambos candidatos, su excesiva profesionalidad política, sus grisáceas figuras funcionariales y el aire conservador que destilan ambos, cada uno de su ideología, por supuesto (me salía de errata "por su puesto", y ahora veo que no tiene nada de errata...). Del minúsculo rajoy, ni una palabra, que es la técnica con la que ha sabido aguardar a ver pasar el cadáver de su enemigo; de Rubalcaba, una lapidación: "no hay nada que tocar en el sistema educativo", que me impide tocar el voto que le favorezca.
En fin, seguimos mareando la indecisión.

Al59 dijo...

Hombre, Diego, prueba a salir a la calle a protestar en Cuba y luego nos cuentas.

Al59 dijo...

Bueno, Juan, los hechos demuestran que un candidato sexagenario ha sido, no ya viable, sino inevitable, y en ambos bandos. Sería una buena noticia si se premiara otra cosa que el arte de vadear los cambios (el que se mueve no sale en la foto, que decia aquel) y mantenerse a flote.

RoastBiff dijo...

Platón decía que debía gobernar alguien con experiencia, claro que lo dijo de viejo.