domingo, 26 de noviembre de 2006

Conjuro (Agustín García Calvo)


Hay amores correspondidos. El de García Calvo por el ritmo le ha llevado a ser el poeta español vivo más (¡y mejor!) musicado. Amancio Prada y Chicho Sánchez Ferlosio son responsables de las versiones más conocidas, pero las inéditas y desconocidas son toda una Atlántida. Confieso, como guitarrista de Ciento Volando, haber tenido algo que ver con las tres que más me gustan: Mi amiga, musicada por Nuria; Tú, cuya mano me ha bañado, de Rafael Herrera (de la que el propio Agustín señaló que supera la de Chicho) y ésta. Ésta es el número XVI del Libro de Conjuros, musicada por Alfonso García Pecharromán. Suena así:

¿Que por qué tanta agua
he dejado correr,
señora mía,
sin volver a decirte canciones
como antaño solía?

Es que —¿sabes?— la pena,
el miedo, la enfermedad
y la ruina
demasiado de triste y cerrado
en mí mismo me hacían,

y ni el pájaro azul
picoteaba el zurrón
de melodías
ni otro sol levantaba cabeza
de la charca podrida.

«Pero ¿qué?: ¿no eran luto
y tristeza mi faz,
no eran yo misma?»
me dirás «Pues ¿por qué tu tristeza
no cantaba la mía?».

Si eres triste o si no,
ni lo sé ni me importa;
pero mira:
no es el tema —se ve— lo que cuenta,
sino el tono y la rima:

hasta para cantar
al abismo de la
melancolía
hace falta un aliento de gozo,
una sal de alegría.

Pero a tan razonable
alegato «Bobadas»
me replicas:
«Tú canta y no cuentes; tú canta
con mi miedo en las tripas».

«Y si logro cantar,
¿tú me sacas del pozo?,
¿tú me libras?»
te pregunto y respondes: «Yo nunca
hago promesas
ni profecías».



8 comentarios:

Juan Poz dijo...

No escucho la canción, ni en la flecha ni en "aquí". ¡Qué lástima! Además me sale un jingle de Bisbal, para colmo...
El poema es tan excelente que una música a su altura puede ser un doble gozo de mucha intensidad.

Al59 dijo...

Qué rabia. No sé qué le pasa al servidor (¿lo habrán bloqueado, como en Bolt.com, los sedicentes defensores de la autoría?). De todas formas, pulsando con el botón derecho y dándole a "salvar como" debería funcionar. ¿Sí?

Al59 dijo...

Uno nunca termina de entender (quizá ni empieza) cómo funciona esto. Hace un rato, abriendo el blog en el navegador Firefox, el reproductor automático de la canción iba perfectamente. Ahora con Firefox no va, pero abriéndolo en Internet Explorer sí se oye. Misterio. En todo caso, lo de bajarse el mp3 y después abrirlo debería ser mano de santo. ¿?

javi dijo...

A mi me va, salta sola. Y mejor aún, no ha saltado el banner de los politonos que salía siempre.

Bonita la canción; me recuerda a Paco Ibáñez (aquella de 'estamos tocando fondo, estamos tocando fondo...' aunque tal vez me engañe la memoria), pasado por un aire trovadoresco.

(por cierto: pinta tripi que tiene la imagen del sello editorial visto así recortado :)

Un saludo.

Al59 dijo...

Jeje, yo también pensé lo del tripi (de hecho, si supiera, retocaría la imagen para que lo pareciera aún más).

Juan Poz dijo...

Aahora sí que con "aquí" funcionó. Desilusión, no obstante. Ha quedado una música de salmodia gregoriana que intenta, pero no se acerca, parecerse a los romances sefardíes de Joaquín Díaz. Yo creo que necesitaba dicción más clara y un ritmo más pausado en las palabras, tratando de individualizarlas, al estilo del Cántico espiritual de Amancio Prada, por ejemplo. Otra vez será.

Al59 dijo...

Podía pasar. De gustibus non disputandum. Al autor le encantó, no obstante. A los paralelos citados yo añado Masters of war (de hecho, familiarmente a ésta la llamamos "A las armas").

Al59 dijo...

Al autor del poema le encantó la musicación, quiero decir (va a ser verdad que estoy en servicios mínimos).