martes, 28 de noviembre de 2006

Palmira

Ciento Volando circa 1990.
De izquierda a derecha: Daniel, Caifás, Rafa y el que suscribe. Gracias a Antonio por rescatarla.


Menos es más, repite a menudo Alan W. Pollack en su serie memorable sobre las canciones de los Beatles. Esta vez le hicimos caso. La canción, quintaesencialmente danielera, es de antes de la foto (que ya es decir), pero la grabación es reciente. Tuvo un arreglo bastante barroco, pero probablemente suena mejor así: dos guitarras y fuera.

Palmira

Vuelvo buscando
la esencia pasada,
tu esencia de sal perdida
junto al agua.
He descubierto
junto a los pasillos
que el tiempo de esperar ya
se ha cumplido.
Nunca alcancé a imaginar
que te encontraras tan lejos
de mí.

Vuelvo buscando
las cosas que faltan,
las penas que no se olvidan
cuando cantas.
Mares de tiempo
separan los hilos
que no se rompen
y siguen unidos.
Nunca alcancé a imaginar
que te encontraras tan lejos
de mí.

Noches perdidas sin tiempo
y yo
busco a Palmira,
porque aunque pasan los años
aún no
cierra la herida.





3 comentarios:

Anónimo dijo...

Llega como como los recuerdos marcianos, inesperadamente. Qué linda. Y qué lindo el montaje fotográfico de la viñeta.
Memorable el tema de guitarra que le sirve de acompañamiento.

Grifo

Al59 dijo...

Lo cierto es que la foto es verité: una idea de bombero llevada a cabo con decisión danielínea. Hasta la calavera de Caifás es genuina.

Librepensadores dijo...

AL: Necesito ponerme en contacto con usted. librepensar@terra.es
Saludos, Bartleby