lunes, 18 de febrero de 2008

Crece la flor de la noche


Este fin de semana ha venido a vernos Luli, amiga cabal donde las haya y voz la más bella de Ciento Volando. Ensayamos muchas canciones y grabamos unas pocas, que irán apareciendo por aquí. Hoy prueba suerte en el Nickjournal postarcadiano la más reciente: una suerte de bolero con letra de Agustín García Calvo, regalo para unos compañeros de Fuenlabrada que quieren llevar a escena la obra Pasión. Farsa trágica. Como la canción es tan latina ella, además de la versión guitarrera que aparece en el NJ hemos grabado esta otra con piano, a medio camino entre Alfonsina y el mar y los gitanos de la cabra. Va por ellas (Alfonsina y la cabra).

3 comentarios:

AAOIUE dijo...

Hará cuatro años que no hoy "Alfonsina y el mar" (qué canción más triste) y la última vez que se pusieron en la esquina de mi calle los gitanos del órgano con la cabra -tremendos- ya ni me acuerdo.Pero "La flor de la noche" me suena distinta, distinta a todo incluso. ¡Qué voz tan refrescante y ligera!

AAOIUE dijo...

Cuando tecleé "hoy", evidentemente quise teclear "oí". Se me imponía el hiato que ha marcado este nuevo día.

Al59 dijo...

Gracias, Aaoiue. Ojalá les sirva a los chavales que van a montar la obra (que acabo de enterarme de quiénes son: alumnos del IES Dolores Ibarruri, de Fuenlabrada, dirigidos por Rafael Salama Benarroch. Gugleando veo que Salama es, además de director de teatro, pianista y poeta. Parece que el montaje está en los mejores manos.)