jueves, 8 de enero de 2009

Limbo Rock

La memoria engaña. Reveladoramente, a veces. Pienso en Sodoma y Gomorra, cuando YHWH asegura a Abraham que salvará la ciudad si consigue encontrar cierto número de inocentes. Pienso en los niños masacrados por el fuego divino, que no hicieron peso en la balanza. Ahí reside el engaño: no se trataba de inocentes, sino de justos. Un bebé, un niño, rigurosamente amorales, no son justos. Qué demonios. Desde el punto de vista cristiano, ni siquiera inocentes: marcados por el Pecado Original, ni los niños de Sodoma ni los muertos por orden de Herodes llevaban visado para el Paraíso. Durante siglos, habrán paseado por el Limbo (en latín Borde, Frontera: la misma metáfora que lleva a nuestros cronistas a hablar de daños colaterales). Las márgenes del mundo son su parte principal. Lo son, al menos, para los que no aceptamos que los adultos utilicen sus armas de destrucción masiva (¡pero precisa!, presumen algunos) para llevarse por delante, en plan bonus track, a los niños de la franja de Gaza —o a los de cualquiera de esas casas o plazas de Israel que codician, por fortuna sin mucho éxito, los cohetes de Hamás. (Luego, eso sí, los imaginarán durmiendo en paz. ¡Angelitos! Plan de Paz: muerto el perro, se acabó la rabia.)


11 comentarios:

Juan Poz dijo...

En la Biblia bien se ordena que no se talen los árboles del enemigo. Ahora bien, en cuanto a los seres humanos, ¡a degüello! y que no se salve nadie. Por eso es tan transgresora la película israelita Los limoneros, una película que ayuda a comprender la barbarie de ambos bandos y el alto precio que ha de pagarse, en ambos, por la libertad de pensamiento e incluso de acción.
¿Hasta cuándo, en vez de tanta palabrería inútil, postergaran los estados europeos la decisión de reconocer unilateralmente el Estado Palestino? Se apresuraron, algunos a hacerlo con Kosovo, caso más que discutible, y ahora envían a los palestinos a las calendas grecas...
Dicho llanamente, un conflicto que tiene unos 5000 años de antigüedad no es algo de lo que se pueda hablar en términos de plazos razonables para resolverlo.

Juan Poz dijo...

Postergarán, evidentemente...

Al59 dijo...

Alguna vez, por cierto, habrá que escribir acerca de los márgenes: el único espacio libre que nos deja el discurso oficial, y el adecuado para comentarios y digresiones.

Anónimo dijo...

"El problema es que ‘niño’ como palabra, puede bien servir únicamente como ‘un decir’, como un mero índice que señala algo así como un cuerpecillo que revolotea, como una vocecilla que hora chilla, ora ríe y ora pregunta; que sería el caso de ese niño que va por la calle pateando una lata o intentando no pisar las rayas del adoquinado. Pero también, con el triste caso de los reveses que da el lenguaje, ‘niño’, significa un concepto. Es decir, que cuando uno dice ‘niño’ puede estar queriendo decir eso que se entiende por ‘niño’ según los ‘adultos’. Y así tenemos toda una larga de serie de trastos conceptuales que, a según de la mentira reinante, nos dice que es un niño... Ese ‘niño’, que es el de los pediatras, maestros, psicólogos infantiles y demás truhanes y malvivientes de semejante ralea.

¡Qué famoso era el desprecio de casi todas las culturas por los niños! Los griegos, por poner el ejemplo más a mano, los consideraban, junto a las mujeres y los esclavos, como carentes de ‘inteligencia’. Y hasta hace muy poco circulaba entre nosotros esa frase de ‘la letra con sangre entra’; osease que tenía que apalearse a todo cristo que no se dispusiera con docilidad a acomodarse al sistema educativo... fuesen padres, maestros o militares (¿qué es el servicio militar, sino el rito de iniciación en la vida adulta?). "


Que buen lugar, que buena compañía donde poder soltar la rabia que no cesa, sea por la boca que sea y cuanto por decir.., genial la entrada Alejandro!

H.B.

Anónimo dijo...

Créame, Don Alejandro, la única cruzada imprescindible se llama: "Contra el adulto".

Anónimo dijo...

Muy bien AL,yo tampoco vivo en Madrid capital, estoy cerca a una media hora en coche por la A 1, aunque bajo todos los días a Fuencarral a trabajar en la Tele.
Curiosamente ayer estuve tocando esa vieja canción y sonaba realmente bien después de 20 años, incluso me permití hacerle unos arreglos. No tengo mucho tiempo para tocar, la Tele se lo come casi todo desde hace 14 años. Me alegro de que compartamos éstas palabras depués de tanto tiempo.

D.

Al59 dijo...

¿La Tele? La Telecaster, querrás decir. (Pero a la peor, si es Teleaguirre, quizá conozcas a un amigo que trabaja allí.)

hjg dijo...

Corrección (muy menor) : el que negocia con YHWH es Abraham, no Lot.

Al59 dijo...

No tan menor. Muchas gracias, Hernán.

fmop dijo...

¿No fue abolido el limbo? Lo hizo el papa porque era un espacio que amenazaba su estatus.

Al59 dijo...

Tanto como abolido, fmop... Lo declararon, hace bien poco, 'mera hipótesis teológica'. El caso es que si dejan de considerar capital para la salvación el bautismo, se pierde terreno ganado, a lo que las huestes vaticanas son siempre renuentes.