domingo, 3 de mayo de 2009

Julia


(Por Antonio, que sabía inglés, pero era perezoso en descifrarlo,
emprendí estas traducciones. Por él, que ya no está, sigo ensayándolas.)

Día de la madre. La de John Lennon, patrón de este blog, murió cuando él tenía diecisiete años, pero su ausencia le siguió a todas partes. Las canciones marcadas por su sombra tocan varios extremos: el reproche inconsolable de Mother (Madre, me tuviste / pero yo nunca te tuve), la melancolía low-fi de My mummy's dead. La más hermosa, por contenida, es esta balada incluida en el Album Blanco, tejida con retazos de Kahlil Gibran, la técnica de arpegio aprendida de Donovan en los días hindúes y una superposición conmovedora entre Julia, que ya no, y Yoko, aún de camino.




La mitad de lo que digo
carece de sentido,
pero por alcanzarte yo lo digo,
Julia.

Julia,
Julia,
niña del mar
me llama.
Canto, pues,
una canción de amor,
Julia.

Julia,
ojos de concha,
brisa y sonrisa,
Julia.
Canto, pues,
una canción de amor,
Julia.

(Su pelo,
ingrávido cielo,
riela,
destella
al sol.)

Julia,
Julia,
luna del alba,
ven a tocarme.
Canto, pues,
una canción de amor,
Julia.

Si no puedo cantar de corazón,
sólo puedo decirte lo que pienso,
Julia.

Julia,
arena adormilada,
nube silenciosa,
ven a tocarme.
Canto, pues,
una canción de amor,
Julia

...me llama.
Canto, pues,
una canción de amor
para Julia,
Julia,
Julia.

9 comentarios:

Verónica dijo...

Al., me encanta que me presenten música y nunca había oído está canción, es muy bella, un beso (muchas gracias!)

Anónimo dijo...

Es sorprendente AL, lo que lennon y los Beatles han influído en la música posterior;ësta "Julia" me recuerda poderosamente a una canción de Supertramp "Know who you are" de difícil arpegio que tu y yo conseguimos sacar hace muchos años, no sin cierto esfuerzo por aquellos tiempos. La música es lo que tiene,si cae en buenas manos siempre suena bien.

Al59 dijo...

Lindísima canción, D.: http://www.youtube.com/watch?v=6dO8_oOvV3w

Anónimo dijo...

Cierto AL,desde aquellos años me ha acompañado éste disco de Supertramp, y ésta canción en particular, en muy diversos momentos de mi vida; constatar que tiene un poder evocador enorme, y cierto poder "hipnótico" con las mujeres...
D.

Al59 dijo...

Ja ja. Más eficaz, entiendo, que la ceniza con coca-cola.

Anónimo dijo...

Sin duda menos perjudicial para el estómago,Al; los poderes hipnoticos de la música no son nada sino se acompañan de un buen vino rosado.
D.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Él sí que sabía hacer regalos inmortales.
Un saludo

Juan Poz dijo...

Fue tan impactante, para un adolescente ignaro y mitómano como yo, el descubrimiento de Lennon -su primer disco en la casa familiar fue Twist and shout, haciéndole sombra a Don't be cruel y Hound dog, de Elvis- que uno de los leit motiv de mis días, en aquellos años oscuros era: "¿Qué estará haciendo John Lennon en estos momentos en que yo...?" Imaginaba, pues, una vida paralela permanente. De ese sueño salí relativamente pronto, pero cuando más cerca llegué a estar de él, yo en Boston y él en Nueva york, fue el año en que lo asesinaron. Fin de las vidas paralelas: la luz y la sombra; el mito y el mitómano.

Aniat dijo...

Qué linda que es esa foto de John...