jueves, 19 de octubre de 2006

Lógica implacable

La de esta canción tradicional. ¿Alguien se anima a dar razón de ella?

En el mar hay un pescado
que tiene la cola verde.

Desengáñate, María,

que tu novio no te quiere.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

'Cola', término ambiguo que alude, por el contexto (el novio), al pene.
'Verde', de 'estar verde' algo, en los comienzos o sin estrenar.
Conclusión: el novio está enamorado de Gallardón. Y sueña con que los case Rajoy.
Es mi interpretación.
saludos.

Grifo

Joselu dijo...

Es una canción de corro

En el mar hay un pescado
que tiene la cola verde,
la cola verde, la cola verde.
Desengáñate, María,
que tu novio no te quiere,
que no te quiere, que no te quiere.
En el mar hay un pescado
que tiene la cola azul,
la cola azul, la cola azul.
Desengáñate, Pepita,
que tu novio es un gandul,
es un gandul, es un gandul.

Las dos muchachas son desgraciadas, la una porque el novio no la quiere y la otra porque el suyo es un gandúl. Supongo que reflejan en alguna manera la condición femenina frágil y delicada a merced de los hombres. Una queja graciosa y salerosa.

juanpoz dijo...

No se pueden explicar los juegos fónicos: son la verbalización de la sugerencia y la ambigüedad: a cada cual algo le dirán, pero se lo dicen al oído, en confidencia, en confianza.

Al59 dijo...

Hombre, Juan Poz: Dámaso Alonso y Carlos Bousoño se dedicaron con perseverancia a eso que usted dice imposible, y yo diría que con bastante éxito. Las asociaciones no son tan arbitrarias como parece usted sugerir: de hecho, yo coincido con muchas de las que señala con gracejo Grifo (y añado un enlace a "poner verde" a alguien y "estar verde de envidia"). Confieso que en esa copla me he empeñado en ver un precedente popular de la misma técnica del 'razonamiento absurdo' que tanto practicaron los surrealistas, y que nunca lo es tanto (absurdo, digo) si se tiene en cuenta el trasiego subconsciente de asociaciones.

Anónimo dijo...

Sigo con este tema.
Me parece evidente, pese a mi intervención de ayer, que la adivinanza aportada por Al no trata sobre si el novio es de una u otra acera (aunque tampoco me parece imposible). Lo más lógico es que trate sobre los problemas que se plantean comunmente entre novios. Y hay que tener en cuenta el ambiente rural y forma de sociedad en el que se producen tales muestras.
Con todo ello, me parece más lógico que el poema trate sobre la cuestión de las relaciones prematrimoniales, ilícitas según el tipo de sociedad que se refleja en el poema; pero, a la vez, imprescindibles para que la novia pueda decidir sobre el novio. De modo que, si el novio no lo intenta..., es porque no tiene interés. De ahí el carácter picante con que hayan podido (y pueden aún) sonar tales coplas en su propio medio social.
El poema aportado por Joselu (tener la cola azul) no creo que varíe mucho de significado. Hay que partir de que el escenario siempre es el 'mar', o sea, los genitales femeninos; y que la 'cola' del pez alude a los genitales masculinos (si no fuera así, ¿por qué poner tales alusiones en relación con si él vale como hombre, o no, para ella? -nada tiene significado por sí solo; lo adquiere en su contexto-).
Ser un 'gandul' vendría a significar algo parecido a 'verde'; el azul es color 'pasivo', dulce, acuoso, etc, etc... (y rima muy bien con ser un gandul). Viene a decir que tal hombre es un gandul sexual (¡no necesariamente laboral!), un inapetente.
Las mujeres seleccionan a los hombres más que al revés. Tiene que haber muchas coplas como éstas llenas de conocimiento y experiencia.
saludos.

Grifo

Al59 dijo...

Tiendo a pensar que la parte del novio gandul / cola azul (memorable glosa de Grifo) es una extensión de la idea original. De hecho, hay versiones que sólo recogen la parte que yo citaba (pero no, que yo sepa, al contrario).