lunes, 16 de octubre de 2006

Matices


Todo sin partes.

(No veo nada.)
Partes sin todo.
(Tú y yo, ¿nosotros?)
Todo lo partes.
(Hielo, cristales.)
Partes. Es todo.
(Verbo llorar.)

7 comentarios:

Librepensadores dijo...

A la velocidad que va usted, Al, me resulta difícil comentarle. Atraviesa una época fértil, sin duda.
Si la poesía es suya, como supongo, impresionado quedo. Tanto que el romanticismo de las imágenes -como crítica se lo digo- queda en un segundo plano. A cambio, revelan pasión vital, algo que muchos valoran. Yo sólo la admiro.
Saludos, Bart.

juanpoz dijo...

Mi más efusiva enhorabuena. Un prodigio de concisión y emotividad. Me suena a Guillén, Jorge, pero dulcificado. Hermoso juego entre el Todo y las partes. Se lee con el riesgo del funambulista que ha tendido la cuerda de extremo a extremo. ¡Que vengan más, que nos harán mejores...!

Aramar dijo...

Partes es todo.
Llanto.
Soledad infranqueable.
Naufragio en la noche.
Agarrados al agua y frios.
Pavor.

Creo que es lo que su poema siginifica. Es terrible. Estamos solos y sin solución.

Al59 dijo...

Gracias, Bart y Juan Poz. Sus comentarios me reconfortan. El poema tiene esa cosa guillenista, sí. Lo que se come, se cría.

Al59 dijo...

Aramar: es lo que significa para usted, en todo caso —que no es poco. De todas formas, no creo que estos poemas puedan aspirar a otra cosa que a reflejar con veracidad un estado de ánimo muy determinado y la visión de las cosas que le es propia. Las cosas son así cuando uno se siente así.

Anónimo dijo...

Precioso, conciso,amouroso, airoso, gracioso en su serena melancolía... Pero mejor sin imagen, o con otra diferente, para no apagar la impresión , aunque se trate de hermosa borrosa fotografía.

javi dijo...

Me gusta su texto, Al. El primer pareado me ha deslumbrado, ¡qué cierto!

Un saludo.