viernes, 13 de octubre de 2006

Ciencia Exacta


Ya me voy de saberes
desnudando según envejezco
(Agustín García Calvo)


Cosas que uno creyó alguna vez. Poesía viene de Poe. La paciencia es la ciencia de la paz. Como escribió Heráclito, todo fluye, y no te puedes bañar dos veces en el mismo río. Además, si te bañas después de comer, se te corta la digestión y la diñas —cosa que también lograrás mezclando tónica y Baileys o coca-cola con aspirinas. En cambio, si echas ceniza de cigarro en un vaso de coca-cola y se lo das a una chica, en breve la tendrás mordisqueando tus calzoncillos. Los perros y los gatos son enemigos irreconciliables; además, los gatos son malísimos: si se les deja a solas con un bebé, le chuparán el aliento hasta ahogarlo. Si despiertas a un sonámbulo, puede morir o volverse loco. Como se ve por el color, la mayonesa y el ajoblanco se hacen con leche. Tras ésta, nada eches. La calle del Pescado, donde resucitó don Gato, está en Madrid y une Jacinto Verdaguer con General Ricardos. Los negros de África son el pueblo elegido: por eso sufren tanto y van en masa al cielo. En la Biblia se cuenta que Adán y Eva comieron una manzana, que Lilith abandonó a Adán y que San Pablo se cayó del caballo. Se habla, también, de los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar, la Inmaculada Concepción, el portal de Belén, la Santa Trinidad, el anciano José, la mula y el buey. Onán era onanista. Todos los funcionarios son vagos y maleducados —además, ganaron su puesto por enchufe. Dios creó el mundo en siete días y al séptimo, domingo, descansó. Los evangelios apócrifos («escondidos») se llaman así porque la Iglesia se empeña en ocultar su existencia. Obviamente, el vudú inventó los muñecos de vudú. El milenarismo es el miedo al año 1000 y sus múltiplos. Hay virus informáticos capaces de infectar el módem. El punk no ha muerto. Los seguidores de Mahoma se llaman mahometanos y el Himno Nacional de España es un anuncio de Ariel. Hitler era judío. Los Beatles inventaron todos los géneros del rock, aunque no profundizaron en ninguno. Maxwell, el del martillo plateado, es una parodia de Charles Manson. Ojalá, de Silvio Rodríguez, es un ataque en clave contra Fidel Castro. Los esquimales tienen miles de palabras para otros tantos matices de la nieve. Para detectar a los meones, el agua de las pis-cinas tiene un tinte especial que la vuelve bermeja al contacto del pis. Si me quedo dormido con las gafas es porque me gusta ver claros los sueños.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Exacto. No hay que menospreciar los verdaderos dogmas universales.

Allá donde axiomas más soberbios fracasan, siempre nos quedará el consuelo de las triviales certezas personales y subjetivas,o de las seguras creencias del acervo común.

Anónimo dijo...

La lista (digo la tonta) de ideas recibidas o mitos urbanos es larga:

-Sólo usamos un 10% de nuestro cerebro

-Las espinacas tienen mucho hierro

-Una botella de cerveza abierta mantiene su presión si le colocamos una cucharilla

-Los antibióticos provocan fatiga

-El cuero respira

-Los jóvenes aprenden mejor

-Los productos ‘light’ son adelgazantes

-El colesterol es un peligro para la salud

-Una niña que murió hace unos días tras ingerir una medusa

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Anónimo dijo...

-los buenos van al cielo
-los malos al infierno
-los que tienen eccema son más
listos
- el que no mama no llora
- y como críes cuervos te
sacarán los ojos
-los niños muertos sin bautismo van al limbo
-Dios ayuda al madrugador
-pero los gatos negros si se cruzan te traerán la negra
-una calamidad que se te rompa un espejo o que derrames la sal
-por si acaso, cruza los dedos...
-No somos nada
- pero Dios que todo lo ve es Uno y Sabio y Trino

javi dijo...

Ja, ja. ¡Yo aún creo en algunos!

El humorismo anda zumbando sobre estos fenómenos, que son casi familia de las gregerías. Doble virtud, resultan encandiladores y meten una sana inyección de desconfianza sobre las ideas recibidas y sobre las propias construcciones mentales.

No le explico como llegué de crío a la conclusión de que España jamás en la vida podría ganarle a la selección de un país llamado Honduras... (Empataron: lo que reforzó mi convicción de que el razonamiento iba bien encaminado.)

Un saludo.

Joselu dijo...

Me has dejado boquiabierto ¿No fue Heráclito quien dijo que todo fluye y cambia y que no nos bañamos dos veces en el mismo río? Te aseguro que así me lo explicó en bachillerato el profesor de filosofía y desde entonces me ha quedado como un lugar común. Es más repaso mi manual de filosofía de la universidad y lo encuadra dentro del Panta rei en el fragmento 91.
En cuanto a la mahonesa fresca que se comercializa no sé si se hace con leche pero lo cierto es que no se hace con huevo.
Yo añadiría algo que marcó a nuestra generación y es aquello de que la memoria es poco importante y que lo fundamental es el razonamiento y el análisis.

Al59 dijo...

Joselu: lo dijo y no lo dijo (como cabía esperar de él). Lo de que todo fluye es en realidad resumen platónico (tendencioso e incompleto) del pensamiento de Heráclito, que no afirma tal cosa en los fragmentos que conservamos de su libro. Lo de los ríos parece que sí lo dijo, pero se cita siempre incompleto. En realidad vendría ser algo como "en las mismas y no las mismas aguas nos bañamos nosotros, que somos y no somos los mismos". Rosendo Mercado tiene otra que es heraclitísima: "No hay dos días iguales —y todos los días, igual".

Al59 dijo...

Escribe Alberto Bernabé (De Tales a Demócrito. Fragmentos presocráticos) que Platón y Aristóteles lo citan poco y mal. Platón es culpable de haber legado a la posteridad dos frases de Heráclito —las únicas que el hombre culto no especialista atribuye a este autor: «todo fluye» (panta rhei) y «no nos podemos bañar dos veces en el mismo río»— que resultan ser ambas tan deformadas que se alejan por completo del genuino pensamiento de Heráclito. Sobre la primera, su pensamiento habría ido más bien por el camino de Antonio Machado: Todo pasa y todo queda.

Al59 dijo...

Imagino que todos tenemos nuestra propia lista de creencias defenestradas. Algunas de las que pongo en la lista las he creído a pies juntillas hasta hace menos de un año, como la caída del caballo de Pablo. De las que citan Francisco y nuestro amigo anónimo, las hay que me parecen incontestables, maguer lugares comunes (no somos nada).

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=FO7c6u-Eivc&mode=related&search=

Anónimo dijo...

El otoño inclina a esa melancolía de la caída de las hojas, del cabello...; al paso que que regresan inesperadamente algunos recuerdos ¿"omnia fugit"?