martes, 17 de marzo de 2009

Jeroglíficos


(Leyendo un texto jeroglífico en el transporte público)

A veces, dice un niño, de repente:
—Mirá, mamá, ¿qué letra será ésta....?
—¡Ay, niño, no molestes...! —No molesta.
Esto es la efe; y es una serpiente

que fue buena.... La cara sonriente
dice: —¡Hola! —¿Y qué es esto....? —Es una cesta.
—¿Y esto...? —Es un pajarito con su cresta.
Y éste es el sol que sale en el saliente....

Pero no siempre hay niño interesado.
Muchas veces voy solo, y voy leyendo
desbandadas de pájaros furtivos.

Al final, flotará el significado.

...Los señores me observan sonriendo.
Los ancianos me miran, compasivos...

(Antonio Hernández Marín,
33 sonetos en una isla)