martes, 9 de febrero de 2010

Fotos del ángel en vuelo


Apártalos, Amado,
que voy de vuelo...


Cuando abrí la página de Ciento Volando en Facebook, en octubre del año pasado, me parecía una quimera que llegaran a apuntarse 30 personas (con menos, colapsaríamos el Rincón del Arte Nuevo, escenario habitual de nuestras andanzas). Vamos por 205. Quería haber celebrado debidamente el número redondo, pero ahora también es un buen momento (por definición, el mejor).

El número de canciones también ha ido subiendo, en sincronía: entre el año pasado y lo que va de éste van 24, sumando versiones de temas ya compuestos, arreglados ahora de muy otra manera, y composiciones inéditas. El formato virtual ha ayudado a ir perfilando una sonoridad bien definida: piano y laúd para el acompañamiento y algún instrumento de viento (oboe, clarinete, pícolo) para la melodía principal, con cameos de los timbres más variopintos, desde el sitar y el arpa hasta el theremín, las Ondas Martenot y la celesta (por sugerencia del maestro Andújar). Entre líneas, se han ido asomando algunos cómplices célebres, como Erik Satie y los maestros del sonido Canterbury. Los géneros varían, aunque abundan los valses (gentiles o bárbaros).

Pensé hace tiempo reunir algunas de las canciones más evocadoras de CV en un disco que se llamara La orquesta encantada. Allí tendrían su espacio personajes como El príncipe de Bekelaer o Don Zana. Esta recopilación que les traigo, sobrina de aquella, se llama Música de duermevela: una definición que quizá no encaja con toda nuestra música, pero sí con esta muestra.

Como canta Dani, El destino, elegante, te juega pasadas / y a veces, sin querer, te hace alguna putada. Pienso que nadie habría apreciado mejor (y corregido más severamente) estos tientos que el tite Antonio, nuestro legendario maestro de órgano. No ha podido ser. A él le dedico no sólo la canción que lo evoca directamente, sino todas. No creo que haya policía de Ultratumba capaz de impedir que, de algún modo, le lleguen.

Y nada más. Un abrazo a todos y bon appetit.


Música de duermevela. 57 temas de Ciento Volando (2009-2011) (52.31 Mb) (Mediafire)

7 comentarios:

Sergio dijo...

Sin embargo, sí hay Hermes juguetones que se llevan las melodías y las pierden entre el cibermundo virtual... Al menos momentáneamente, no se puede acceder a las canciones que has subido. Deseándolo estaba...

Al59 dijo...

Bueno, el servidor te pide que metas un captcha para asegurarse de que no eres una máquina (no han visto Blade Runner), pero por lo demás debería funcionar. ¿Qué tipo de error te da?

Al59 dijo...

Ah, ya veo: «El archivo al que está intentando acceder está temporalmente desactivado». A lo mejor hay un límite diario de descargas. Por si acaso, lo estoy subiendo a otro servidor. Cuando acabe, editaré la entrada.

Gharghi dijo...

Descargado sin problemas. Claro que ser socio de series Yonkis me da acceso ilimitado en Megaupload.

slv dijo...

He leido Don Zana y es lo primero que he buscado al abir el archivo, no la he encontrado a cambio de muchas que no he reconocido...
Conozco este blog desde hace poco, igual de facebook, así que si hay mas retazos perdidos de vez en cuando se podría recordar que estan :-)

Al59 dijo...

Haylos, slv. Los iré subiendo. Como contaba en la entrada, mi idea es juntar en un archivo las canciones leyendísticas, por así decir, pero hay mucho curro por hacer. De Don Zana, por ejemplo, no hay maqueta, aunque a lo mejor Luli tiene alguna grabación en directo. Se lo preguntaré.

Esto de ahora son más bien bandas sonoras (hay algunas versiones de canciones del grupo, y una canción propiamente dicha, pero la mayoría son piezas instrumentales, que es lo que he ido subiendo últimamente).

Al59 dijo...

Apareció Don Zana, Silvia. Lo tienes en tu muro.