jueves, 4 de febrero de 2010

Luna plena (y II)


Estoy un período calamárico: ésos en que sientes que podrías componer una canción al día, y además te apetece hacerlo. Sólo el tiempo no acompaña; pero hasta él cede, relativamente.

Esta pieza continúa, en estructura y tema, la anterior: vuelve a contrastar dos tonalidades y sus correspondientes modalidades (fa mayor lidio vs. do sostenido menor dórico). La instrumentación es algo distinta: flauta de pico, piano eléctrico y piano.