viernes, 12 de mayo de 2006

Fotos hechas de vuelta


Adolescente idéntico a su pubis,
don Luis arroja libros por la borda
de su despacho eternamente en fuga.

Este muñón de carne inolvidable
soñó el atardecer que lo desnuda.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

es fácil para alguien como Cernuda tener patria en España, pais de lacras y restricciones catetas.

Un país que no reconoce al gran poeta del sentimiento, el más trascendente del siglo XX en la literatura española.

Pero ya no es tiempo de homenajes cuando sólo consuela su lectura.

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Anónimo dijo...

Falta un 'NO'al principio del texto.

Anónimo dijo...

entiendo que el poema es de al59. Me equivoco?

Hobbes

Al59 dijo...

Cuando no se indica otra cosa, es así (o un imperdonable descuido).

Jolly roger dijo...

Pues me parece buenísimo. El primer endeca le habría encantado a Vallejo; el cuarto yo diría que también.

(Por cierto, Al, ?te gusta el peruano? Dices que tu test de simpatía es con Rubén. Otros esgrimos a Vallejo: me cae directamente mal cualquiera que no lo apruebe.)

Al59 dijo...

Aprobado queda, con su pecho colorado y sus húmeros. Además, Larrea (a quien adoro) lo adoraba —tanto que la viuda de Vallejo, quizá por celos, no podía ni verlo.