viernes, 18 de julio de 2008

Autoreverse



El hombre minuciosamente triste
ultima sus contactos con el agua
donde tal vez le dejen disolverse.