martes, 4 de julio de 2006

Y dance el oso...



Filosofía

Saluda al sol, araña, no seas rencorosa.
Da tus gracias a Dios, oh sapo, pues que eres.
El peludo cangrejo tiene espinas de rosa
y los moluscos reminiscencias de mujeres.

Sabed ser lo que sois, enigmas, siendo formas;
dejad la responsabilidad a las Normas,
que a su vez la enviarán al Todopoderoso...
(Toca, grillo, a la luz de la luna, y dance el oso.)

(Rubén Darío)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Obra maestra de la métrica (como todas las de su autor), abarca desde la forma hasta la norma, desde las superficies a las profundidades.
Yo 'mido' así estos alejandrinos:

Grifo

Saluda al sol, araña, - no seas rencorosa.
Da tus gracias a Dios, - oh sapo, pues que eres.
El peludo cangrejo - tiene espinas de rosa
y los moluscos remi - niscencias de mujeres.

Sabed ser lo que sois, - enigmas, siendo formas;
dejad la responsá - bilidad a las Normas,
que a su vez la enviarán - al Todopoderoso...
(Toca, grillo, a la luz de - la luna, y dance el oso.)

Isabel Romana dijo...

No había leído/oído nunca este poema de Rubén Darío, al que, por otra parte,sólo conozco superficialmente. Me ha gustado especialmente el último verso. Hasta pronto.

Al59 dijo...

El verso seis es, formalmente, el más enigmático. Matemáticamente, no tiene otra resolución que ese extraño acento secundario en sá. Yo no lo oigo así, sino como una suerte de retardo seguido de un chorro de notas:

Dejad la respon.... sabilidad a las normas

No debería de sonar, pero suena. Pero es que justo está hablando de eso: hay que dejarle la responsabilidad de la escansión a la norma, que obliga a partir como indica Grifo. Y, sin embargo...