lunes, 21 de enero de 2013

Fake Plastic Trees


Para una edición corregida (y aumentada) del Devocionario Pop

Tu amor es una cárcel de cristal
en la que me mantengo prisionero,
una fuga de luz que en pleno enero
me inunda con su angustia tropical.

Ayuno de lo más elemental,
escarbo en tu cariño traicionero,
adicto compulsivo y usurero
de tu calor sonámbulo y mortal. 

En ti sembré mi asombro, mi inquietud,
mis manos siempre frías, mi esperanza
de ser alguna vez quien tú quisieras;

por ti he desenvasado la virtud,
soñado este rubor que ya me alcanza,
rumiado esta verdura de las eras.






1 comentario:

Antonio del Camino dijo...

Excelente soneto que me devuelve a aquellos años de Poesia.com, en que muchos de los que volvemos a coincidir en el mundo de los blogs nos manejábamos con tales mimbres.

Un abrazo.