lunes, 7 de enero de 2013

La canción que cantábamos juntos


Repasar de principio a fin Valorio 42 veces, mi libro favorito de Agustín García Calvo, me ha servido para recordar muchas canciones que siempre había querido musicar. Esta es una de ellas, la XXIII; hay ya una versión de Luis Ramos, que al decir de Ana Leal suena como 'una canción de toda la vida', y que por lo logrado del empeño disuaría de intentarlo a alguien más prudente. No es mi caso. Mi interpretación es muy precaria, como siempre, pero espero que dé una idea de por dónde puede ir la cosa, sesentil y tal.

 

La canción que cantábamos juntos
en el aire me suena,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Cuando voy por las calles bullentes
y en un árbol de pronto
tres hojitas apuntan, entonces
en el aire me suena,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Cuando estoy de discursos y parlas
asordado, y acaso
abre un breve silencio la tarde,
ella suena en el aire,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Cuando, echado en la espesa mazmorra
de la ley, hasta el catre
entra un soplo de día, ella sola
en el aire me suena,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Y entonces voy yo a repetirla,
y la voz se me quiebra
de sentir que estoy solo y no suena
tu voz junta en el aire,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Y maldigo las plazas y el ruido
y el tiempo y su cárcel,
que de mí te han llevado y no dejan
que en el aire me suene,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

Pero escucho tu voz del recuerdo,
juvenil para siempre,
que me dice que nunca se pierde
lo que suena en el aire,
amiga mía nueva,
mi viejo amor,

y que allá tras la última estrella
hay un río y un bosque
de Valorio, y tú estás a mi lado
y cantando conmigo,
amiga mía nueva,
mi viejo amor.

1 comentario:

Gharghi dijo...

Si suena así,con (según tu) tu precaria interpretación... cuando la cante Nuria, va a ser de las coreadas.