lunes, 19 de junio de 2006

Ferocidad


Eres hermosa
como una conclusión insostenible
que viene a coronar nuestros esfuerzos

con las espinas blancas de sus dedos.


Acostumbrados a pacer arpegios

hoy va desafinándonos la lluvia

en un registro de color grasiento.


En letras como parques insolventes

tu soledad escala ojos abiertos.


Eres hermosa y sabes que no es cierto.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Hay alguna conclusión sostenible a la hermosura? La certeza es saber que la belleza ha muerto.

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Anónimo dijo...

*Eres hermosa
como una conclusión insostenible...
...Eres hermosa y sabes que no es cierto.*

Tales son el comienzo y el final de este poema. Y, entre medias, se desliza toda una fantasmagoría de tonos delicados, imprecisos... Pero de importancia capital. Porque representa toda esa belleza que ella, en un sentido, tiene. Yo no creo que el autor haya escrito este poema para decir que ella no fuese bella. Si el verso final logra sorprendernos (y a mí me sorprende), es porque la hemos ido viendo como bella a lo largo del poema. Los dos puntos de vista se encuentran bien contrastados.
¿Sí...? ¿No...?, etc...
saludos.

Grifo

Sr. Verle dijo...

Al: Por no hablar de política. El endecasílabo 'tu soledad escala ojos abiertos' con los acentos en 4ª, 6ª y 10ª, aunque la rima asonante no es demasiado estructurante del conjunto, me suena mejor en dodecasílabo con hipérbaton 'ojos abiertos tu soledad escala'. Un saludo.

Anónimo dijo...

Sr. Verle: un placer saludarle por estos pagos. Y, también, un pequeño dolor por no poder coincidir con vd. en la conveniencia de ese dodecasílabo entre endecasílabos. Será cuestión de mi oído, y perdón por ello, pero no me suenan bien un endecasílabo y dodecasílabo seguidos; como no me suenan bien un octosílabo y eneasílabo seguidos (a no ser que el poeta juegue precisamente con esa irregularidad: versos pares e impares chocan entre sí -no recuerdo ejemplos; pero ha de haberlos, apuesto-).
Con lo que sí estoy de acuerdo es con que la rima asonante resulte muy poco estructurante. El poema me recuerda a otros de J. R. Jiménez, en los una misma rima asonante se desliza por todos los versos con una impresión de vaguedad. Aquí, incluso, la aparición de la rima es un tanto irregular: aparece y se repite sin una norma.
Creo que el autor ha buscado con todo ello esa necesaria impresión de vaguedad y ambigüedad.
Por otra parte, la rima asonante de aparición irregular es frecuente en los poemas de Al; poemas siempre sutiles, flexibles de forma y de sentido, y con un final sorpresa.
Saludos.

Grifo

Sr. Verle dijo...

Sr. Grifo: era sólo porque ya el endecasílabo original me sonaba prácticamente como dodecasílabo por culpa del a_o que casi hace hemiversos. No obstante su criterio es salutífero. Gracias.

Al59 dijo...

Acepto el cargo por sinalefa. Y, sin embargo, es mi verso favorito del poema. Los padres somos así.

Antonio dijo...

No sé por qué, el poema me recuerda que en el mundo al revés en el que a veces vivimos, las cosas profundas acechan en lo que se tacha de banal mientras que los discursos supuestamente profundos están llenos de topicazos de lo más vulgar.

Quiero decir, hoy suele considerarse que la belleza es superficial; que solazarse en ella es una especie de frivolidad. A mí me parece, la verdad, que pocas cosas debe haber menos superficiales que la belleza.

Al59 dijo...

De entre todas las cosas hermosas, las hay que ni siquiera está uno muy seguro de que sean cosas como Dios manda, estables, ciertas y reales —menos aún de que sean convencionalmente hermosas, consensuables como tales. Si uno quiere hablar de ellas (o al menos apuntar en esa dirección) el oxímoron viene impuesto por el tema mismo.

Anónimo dijo...

necesidad de comprobar:)