martes, 10 de enero de 2006

Ahora que vamos deprisa



En el artículo de Josepha Sherman «Gopher Guts and Army Trucks: The Modern Evolution of Children's Folk Rhymes» [Estudos de Literatura Oral 6 (2000): 191-7] se recoge, entre otras canciones infantiles, la siguiente, que se canta con una melodía descrita por Sherman como a gentle folksong [On Top Of Old Smokie]:

On top of the schoolhouse
All covered with blood,
I shot my poor teacher
With a forty-four slug.
I went to her funeral,
I went to her grave.
Some people threw flowers.
I threw a grenade.
I opened her coffin.
She wasn't quite dead.
So I took a bazooka
And blew off her head.

O sea, para anglófobos:

En lo alto de la escuela,
toda cubierta de sangre,
disparé a mi pobre profesora
con una bala del (calibre) 44.
Fui a su funeral,
fui a su tumba.
Algunos arrojaban flores,
yo arrojé una granada (de mano).
Abrí su ataúd.
No estaba muerta del todo.
Así que cogí un bazooka
y le volé la cabeza.


La canción fue recogida de labios de varios niños y niñas prepúberes. Como nota con gracejo Sherman, «los junguianos que haya entre nosotros notarán con placer que hay que matar a la profesora-monstruo las tres rituales veces de rigor».

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Destroyer verídicamente, Jung se sentiría regocijado con esta canción infantil...

Anónimo dijo...

" Los hombres luchan y pierden la batalla, y aquello por lo que peleaban llega, pese a su derrota, y luego ya no parece ser lo que creían, y otros hombres deben luchar por lo que creen, bajo otro nombre " .
William Morris

JollyRoger dijo...

Llama la atención que el único adjetivo en 12 versos, con el juego que dan a la hora de ciscarse en la seño, se reserve para la retranca negra negrísima. Me daría esperanza que de verdad fuese obra de un niño.

La tradición palpita. ¿No cuenta la leyenda que al Erígena lo apuñalaron sus alumnos de Malmesbury con las mismas plumas (tremendo lapsus calami) "por obligarlos a pensar tanto"?

Muchojito, Ale!

Joselu dijo...

Veo con agrado que por aquí todavía estamos a años luz de lo que se cuece en los USA. Las relaciones entre alumno y profesor no se han degradado todavía tanto como para generar algo tan estremecedor. Aunque cuando leí WILT de Tom Sharpe hacia 1987 o así, me regocijaba con sus historias de Carniceros III y su intento de explicarles la estructura narrativa de El señor de las moscas de Golding. Hoy ya no me hace tanta gracia... porque lo experimento cada día. O sea, que vayámonos preparándonos...

Al59 dijo...

Bueno, nunca se sabe. Según la ley de Pitrigilli (se empieza de incendiario y se acaba de bombero), más de uno de los que se delectan con estas barbaridades acabará de profesor, expiando su karma. No se puede sanear el imaginario: hay que aceptarlo como es, con sus fosas sépticas y válvulas de escape. Golpear al Judas en Carnaval o a la pobre profe en la canción que mamá nunca querría que cantáramos quizá nos vuelven menos propensos a la violencia real, ese literalismo que todo lo pudre y abarata. Cuando a Tolkien le reprocharon que sus orcos fueran tan malos y los héroes los liquidaran en plan limpieza étnica, se limitó a responder, con cierto desdén: "¿tendré que decir que en la realidad hay orcos en todos los bandos?". Y en todas las almas, claro.

En fin. Es toda una tradición, folk y pop, ésta del odio al profe y al colegio. School's out for summer, / school's out for ever. Mis adorados Beatles compusieron una tonadilla de lo más pegajosa sobre un asesino que se carga a su profesora (Maxwell's Silver Hammer) y aquí en España el niño que yo fui vibraba con Tequila y su Matrícula de Honor, realmente destroyer: Nueve de la mañana, ya suena la campana, a clase tenemos que entrar. No importa si te gusta o acaso te disgusta, nadie te lo va a preguntar. Un día en el colegio ¡es un muermo total!. A los que trabajamos porque no lo sea no nos viene mal recordar este espanto —siquiera por lo de cocinero antes que fraile.

Al59 dijo...

Sagacísima observación la suya, JR. Lo de Erígena no lo sabía. Digno de Tótem y tabú. Me espeluzna pensarlo.

Jolly Roger dijo...

Por fin entiendo eso de Maxwell que espetabas a los Moabitas.

Un muermo total! Qué grandes, se me ha puesto la piel de pollo. Yo odiaba el cole con todas las vísceras, fingía las enfermedades más insólitas para librarme de ese suplicio de madrugones, aburrimiento, pánicos (el Miedo del Alumno Zote ante la Pizarra en Negro) y castigos. Pero sobre todo aburrimiento. Una terca pesadilla que a este paso no me dejará ni en el asilo consiste en una carta del instituto avisando de que me faltan asignaturas que aprobar y que debo volver al redil. Horripilante.

Pero podría haber sido aun peor. Escalofría imaginar anteriores muermos:

"Sales túúúúú,
la ligo yo,
te cambio los cromos,
te juego al tacón
...
otra copla a los del cuadro
y hasta mañana, Don Ramón."

Al59 dijo...

JR: Creo que debemos preocuparnos. Esto es borgiano. Ahora resulta que también compartimos sueños. El que cuentas es uno de los que tengo más a menudo. Con variantes: yo me veo directamente en clase, en mi viejo colegio (de curas, para más INRI) repasando todo lo que se supone que debí aprender. En el sueño soy consciente de que la situación es rarísima, pero al mismo tiempo sé que es fatal, sin vuelta de hoja. Son sueños-purgatorio, al estilo de Hoja de Niggle o de las novelas de Kafka.
Al menos nos libramos, sí, de la leche en polvo y el queso americanos. Gloriosos himnos pesados tampoco quedan, aunque hay cada rueda de molino que también pesa la suyo (por ejemplo, cuando la administración te utiliza sin miramientos para que trasmitas a la muchachada consignas simplistas sobre las drogas). Glorioso solo de guitarra, por cierto. Contracultura y recontraépica.

Al59 dijo...

Tampoco estaba mal aquélla del joven Geldof: school's out early / and soon we'll be learning / and the lesson today is how to die.

Brazil dijo...

Tres veces muerta...

Tres veces te engañé,
una por coraje
otra por capricho
y otra por placer.

Jolly Ramone dijo...

I don't care about History
'cause that ain't where I wanna be...

Alice Roger dijo...

Y cómo olvidé esta, pordióss (alzheimer camina conmigo)!?!:

Well, we got no choice
All the girls and boys
Makin' all that noise
'Cause they found new toys
Well, we can't salute ya
Can't find a flag
If that don't suit ya
That's a drag

School's out for summer
School's out forever
School's been blown to pieces

No more pencils
No more books
No more teacher's dirty looks

Well, we got no class
And we got no principles
And we got no innocence
We can't even think of a word that rhymes

School's out for summer
School's out forever
School's been blown to pieces

No more pencils
No more books
No more teacher's dirty looks
Out for summer
Out 'til fall
We might not go back at all

School's out forever
School's out for summer
School's out with fever
School's out completely